fbpx

Vox siembra el odio en Vallecas

El partido de Santiago Abascal llevaba semanas encontrando impedimentos para captar el centro en la precampaña de las elecciones madrileñas. Con una Isabel Díaz Ayuso en apogeo y sin terminar de encontrar su lugar en el tablero, Vox dio un giro en los últimos días tratando de calcar las tácticas que le funcionaron en Cataluña, donde visitaron barrios obreros y con alta presión migratoria para poner el foco en un discurso contra la inseguridad. En la Comunidad de Madrid, eligieron como primera parada Vallecas, y el acto, como había sucedido en la contienda catalana, fue respondido con una contramanifestación violenta de grupos de antifascistas y los hechos se saldaron con más de una docena de heridos y al menos dos detenidos.

Rocío Monasterio recuperó este miércoles visibilidad en un contexto marcado por la expectación generada por acudir a un barrio de tradición de izquierdas como el vallecano y, posteriormente, por la contestación de grupos radicales que lanzaron todo tipo de objetos y patearon a los agentes de la Unidad de Intervención Policial.

En las imágenes, podía verse como se lanzaban objetos y piedras a los y las simpatizantes de Vox y agrediendo a policías. Los hechos se produjeron después de que grupos de izquierda realizaran convocatorias en redes sociales reclamando a los vecinos y a sus seguidores que acudieran al mitin de Vox.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar