fbpx

Volkswagen llega a un acuerdo con Australia por la manipulación de emisiones en sus coches

La empresa Volkswagen ha aceptado pagar en Australia una cantidad que parte de los 87 millones de dólares australianos, que se traduce en casi 54 millones de euros. Este acuerdo llega tras el escándalo surgido por la manipulación de emisiones de gases en los vehículos diésel de la empresa en dicho país.

La demanda colectiva fue presentada en 2015 de forma conjunta entre el bufete Bannister y el Maurice Blackburn. Ha sido este último el que ha confirmado que la filial pagará entre 862 y 868 dólares a cada australiano perjudicado por este caso. Evitarían así el juicio en el que estaban inmersos.

La polémica surgió en 2015 cuando salió a la luz que la empresa había instalado un programa trampa para engañar y cambiar los valores de emisión de gases. El conocido como “dieselgate” se descubrió por la denuncia de las autoridades estadounidenses de protección medioambiental, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA) y la Junta de Recursos del Aire de California (CARB).

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar