fbpx

Virginio Gallardo «La salida de la crisis del COVID requiere un programa de reskiling nacional»

Hoy en el Solidario realizamos una entrevista a Virgilio Gallardo, emprendedor que en 2009 funda «Humannova», proyecto que ha tenido como finalidad innovar en RRHH y cambiar la gestión de personas. También Virgilio ha sido autor de libros como «Liderazgo transformador». Este emprendedor se sienta hoy en El Solidario para charlar y profundizar sobre él y su visión sobre las problemáticas actuales.

1.- Como sabes, El Solidario es un medio digital que da voz tanto a las personas con menos recursos, como a las ONG´s, ¿Qué piensas sobre las ONG´s?

En mi juventud durante muchos años tuve un papel muy activo en diferentes ONG en Cruz Roja en el área social y en Asociaciones estudiantiles y de tipo educativo. Me gustó implicarme en temas sociales, pero cuando entre en el mercado laboral y empecé a tener familia, con muchas dificultades de conciliación. Desgraciadamente dejé de tener este papel activo en el que aún creo.

2.- ¿Cuáles consideras que son las mayores dificultades que tienen, por un lado los jóvenes, y por otro las personas mayores de 55 años, para acceder al mundo laboral o mantener el empleo respectivamente?

Efectivamente, estos son los dos colectivos de edad con mayor dificultades en el empleo y cuya situación crea graves problemas sociales.

Somos el país con el mayor nivel de desempleo juvenil de la Unión Europea con casi un 44%, casi uno de cada dos jovenes, debido a la falta de habilidades y experiencia que el mercado valore. Los títulos pierden importancia y, las empresas valoran cada vez más las habilidades aplicables al entorno laboral.

Pero, el problema del paro en los mayores de 55 años puede considerarse igual de grave. No lo es tanto por su tasa de paro, que es inferior a la media de la población, si no por la tipología de paro: más de la mitad de estos parados son de larga duración. Es decir, tendrán pocas probabilidades de volver al mercado de trabajo debido a problemas de obsolescencia de sus habilidades.

3.- ¿Hay un problema con la adecuación educativa en la formación de nuestros jóvenes?

Hay un gran problema del paro juvenil que se basa en un problema de profesionalización. Se debe a que tenemos porcentajes muy elevados de jóvenes que no acceden a enseñanzas medias, debido a nuestro elevadísimo fracaso escolar y a que en nuestro país no se ha potenciado la Formación Profesional. 

Una persona sin una formación especializada no tiene cabida en el actual mercado laboral cada vez más competitivo. La apuesta por una Formación profesional de calidad y que permitiese profesionalizar más jóvenes durante más tiempo es claramente la solución. La ESO o el bachillerato ya no son una puerta de entrada al mercado laboral.

El otro gran problema es la ausencia de formación especializada que se adecue al mercado de trabajo, que también afecta a nuestros universitarios. Los mayores yacimientos de empleo cómo los tecnológicos, dónde se crearán millones de puestos en los próximos años, no tienen una oferta suficiente de plazas en nuestro sistema educativo. 

Hay un divorcio entre la oferta y la demanda del mercado laboral, no solo en titulaciones, sino en la adecuación entre contenidos. Las instituciones no piensan en las demandas de habilidades reales que el mercado necesita, y esto es especialmente grave en la universidad. Especialmente, la universidad no conecta con las necesidades del mercado laboral.

4- ¿Cómo se puede evitar el problema de la obsolescencia de los profesionales más senior?

Hay un fenómeno social que afecta al mercado de trabajo que se basa en la obsolescencia rápida de nuestras habilidades que debe hacernos replantear el funcionamiento de las empresas. instituciones educativas y en general de nuestra sociedad. 

Los mayores de más 55 años son la mejor muestra para entender este fenómeno dramático. Los porcentajes de paro de larga duración son muy elevados y tienen pocas posibilidades de volver a un mercado de trabajo porque en buena medida porque sus habilidades ya no son útiles. Hay estudios que muestran que cada año que pasa a partir de los 35 años perdemos un 8% de empleabilidad. 

Pero este fenómeno de obsolescencia  no es un fenómeno que afecte sólo a los más mayores, sino a cualquier edad, si bien, aquí es más visible. Podríamos decir que sólo es la punta de lanza de un fenómeno que modificará nuestra forma de entender el trabajo . 

Cada vez más  dificultades para poder seguir siendo empleable y adaptarse a los nuevos y cambiantes mercados de trabajo debido a la revolución 4.0.. Este problema afectará cada vez más a cualquier tipo de profesional que no sea capaz de reciclarse y renovarse y debemos recordar que tenemos la tasa de formación continua y ocupacional más baja de toda europa. 

5- Para conseguir una mayor competitividad, ¿qué estrategia recomendarías seguir?

Sólo podremos superar la crisis Post covid que ha acelerado la digitalización e incrementará las bolsas de paro si ponemos en marcha políticas de Reskilling como una prioridad gubernamental que implique a todos los actores públicos y privados.

Debemos poner en marcha políticas activas de entrenamiento de Reskilling en nuevas habilidades, especialmente digitales. La educación y formación debe entenderse cómo un proceso que debe prolongarse a lo largo de nuestra vida profesional.

Las empresas pero, especialmente, nuestras instituciones educativas deben reinventarse para este nuevo propósito. La Universidad y la Formación Profesional deben readaptar sus curriculums a la industria 4.0. y enfocarse en colectivos que busquen la adaptación de profesionales que ya estén en el mercado de trabajo o que hayan salido de él.

Además habrá que potenciar nuevos jugadores educativos y nuevas plataformas que con tecnologías a distancia que puedan ayudar a realizar esta tarea. Se requiere con urgencia un programa de reskilling nacional que involucre a empresas e instituciones y que señale las habilidades del futuro. Un programa que ayude a hacer esta readaptación hacia actividades de más valor añadido.

Y sobretodo debe haber una revolución en los profesionales de su forma de concebir el trabajo y su proactividad en su propia carrera profesional, dedicando más tiempo y esfuerzo en esta tarea.

6.- Esto no afectaría a la conciliación laboral y familiar ¿Qué medidas adoptarías para lograr que esta sea efectiva, viable y eficaz? Efectivamente, vivimos un problema de conciliación y salud laboral debido a una mayor exigencia laboral que además se ha incrementado con el COVID. El primer efecto del teletrabajo ha sido reducir el tiempo de desplazamiento, pero se han incrementado las horas dedicadas al trabajo y se ha incrementado la incertidumbre y el estrés.
Esta mayor presión crea problemas de ansiedad, que ya es la primera causa de baja laboral en España, que encabeza este triste ranking en  en Europa, con consecuencias económicas que comienzan a ser muy relevantes.
Los programas de Reskilling y de obtención de nuevas habilidades deben realizarse de forma que no suponga cargas adicionales para la empresa ni para el trabajador.
Es importante que haya un pacto político de gran envergadura que permita a empresas y trabajadores a invertir tiempo en estas actividades, de forma que deben ser percibida cómo una inversión obligatoria. Por otra parte, las personas con mejores habilidades es altamente probable que tuvieran además más capacidad para soportar la creciente presión del mercado laboral y tuviéramos menos problemas psicosociales.
7. ¿Qué características tiene el perfil de un profesional del Siglo XXI? ¿Quécompetencias nos debería ayudar desarrollar el sistema educativo?
Hay tres familias de habilidades que debemos incorporar desde la educación más temprana. 
Las primeras están relacionadas con la Inteligencia Emocional básicas para tener éxito profesional y personal y poder gestionar mejor entornos dónde lo social y la gestión emocional tendrán más importancia debido a la incertidumbre y a la velocidad del entorno.
La segunda familia de habilidades que se deben potenciar hacen referencia a aprender a aprender, a que los alumnos puedan instaurar sistemáticas de resiliencia y estrategias personales de aprendizaje. Favorecer el aprendizaje a lo largo de la vida laboral, especialmente, basado en aprendizaje social a distancia debe ser una prioridad.
Por último, las competencias relacionadas con la creatividad, innovación y emprendeduría. Tras el periodo educativo tanto universitarios cómo los profesionales de la F.P: deben ser capaces de introducir mejoras en las empresa o en las organizaciones en las que se incorporen, deben tener un espíritu intraemprendedor. Incluso deberíamos potenciar que fueran capaces de crear sus propias empresas. 
Recordemos que aunque se han hecho algunas mejoras en este sentido en el sistema educativo el índice de autónomos jóvenes no para de bajar en la última década.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar