fbpx

Violentos enfrentamientos en la ciudad de Bambari hieren a 36 personas, la mayoría mujeres y niños

Autor: Médicos sin Fronteras

Las tensiones constantes y los combates en República Centroafricana impactan profundamente a una población ya vulnerable y traumatizada, muy afectada por años de guerra civil, una crisis médica crónica y, por lo tanto, un acceso extremadamente limitado a la atención médica.

Los violentos enfrentamientos en la ciudad de Bambari el 15 y 16 de febrero hirieron a civiles y afectaron un centro médico que apoyamos con balas y explosivos, comprometiendo aún más el ya muy precario acceso a la atención médica.

Nuestro equipo quirúrgico en el hospital de Bambari y colegas del Ministerio de Salud trataron a un total de 36 pacientes heridos en el Hospital Regional de Bambari. La mayoría de los heridos llegaron el martes, tan pronto como cesaron los enfrentamientos, lo que permitió el acceso al hospital de ambulancias y pacientes. Entre los heridos había ocho mujeres y nueve menores de entre 17 meses y 17 años.

“La actual crisis humanitaria en Bambari y en todo el país es terrible y la violencia que afecta a la población civil debe cesar. La comunidad centroafricana ya ha sufrido mucho, y lo que vimos la semana pasada fue otro ejemplo más del número de víctimas de la violencia en la población, incluidas mujeres y niños con heridas de bala y metralleta”, explica Marcella Kraay, coordinadora general de nuestra misión.

«Las tensiones constantes y los combates impactan profundamente a una población ya vulnerable y traumatizada, muy afectada por años de guerra civil, una crisis médica crónica y, por lo tanto, un acceso extremadamente limitado a la atención médica”.

El Elevage Centre de Santé en Bambari, donde apoyamos al Ministerio de Salud en la provisión de atención médica primaria que atiende a una comunidad de unas 1.000 personas, resultó gravemente dañado por los enfrentamientos.

Nuestro equipo inspeccionó los terrenos una vez terminado el episodio violento y descubrió que una explosión y una serie de disparos habían dañado la carpa médica, incluidas las salas de consulta de pacientes. Se podían ver casquillos de bala esparcidos por el suelo en todo el recinto médico. A medida que los enfrentamientos se acercaban cada vez más a la clínica, el equipo médico presente huyó del lugar durante los enfrentamientos.

Un centro médico es un espacio neutral protegido por el derecho internacional humanitario (DIH) y nunca debe ser un objetivo ni utilizarse para combatir o con fines militares. Marcella Kraay: “En este momento de crisis, hacemos un llamamiento a todas las partes del conflicto para que respeten las instalaciones médicas, las ambulancias, el personal médico, así como a los pacientes y sus cuidadores en todo momento. Debe garantizarse el acceso continuo y sin trabas a la población civil afectada por la violencia para que accedan a la atención médica que tanto necesitan”.

En los últimos dos meses, han estallado enfrentamientos entre una coalición de grupos armados no estatales y fuerzas gubernamentales apoyadas por aliados militares internacionales, sumergiendo al país en un nuevo ciclo de violencia. La ciudad de Bambari, en la prefectura de Ouaka, ha sido escenario de enfrentamientos desde mediados de diciembre. Hasta ahora, hemos tratado a 111 pacientes heridos de guerra en Bambari desde diciembre de 2020. El impacto de los combates en el Elevage Center de Santé agrava aún más el sufrimiento de la población, lo que limita el acceso a la atención médica durante una semana completa, hasta que se reparen los daños y las actividades médicas se reanuden nuevamente.

Más allá de las víctimas directas de esta violencia, la población de República Centroafricana en general tiene un acceso muy limitado a los servicios médicos esenciales debido a la creciente violencia e inseguridad. Más de 200.000 personas ya han sido desplazadas dentro o fuera del país y viven en condiciones muy precarias.

Estamos trabajando para garantizar la continuidad de la atención en todos sus proyectos y ha aumentado su capacidad quirúrgica para responder a la afluencia de víctimas, además, brindamos asistencia a las poblaciones desplazadas en las áreas donde estamos presentes. Nuestros equipos están preparados para ayudar al Ministerio de Salud a hacer frente a un posible aumento en el número de heridos de guerra y ayudar a las poblaciones desplazadas en todo el país.

Link: https://www.msf.es/actualidad/republica-centroafricana/violentos-enfrentamientos-la-ciudad-bambari-hieren-36-personas

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar