fbpx

Una mujer francesa sigue intentando demostrar que está viva

Noticias que te dejan helado como la ola de frío que inunda España. Jeanne Pouchain una mujer de unos 58 años de edad ha tratado durante los tres últimos años de su vida, demostrar que sigue vida, después de que un tribunal la declarase muerta tras una discusión con una exempleada.

Acontencimientos que han hecho un infierno la vida de Jeanne ya que su nombre fue borrado todos sus datos de los registros oficiales, perdiendo así su identificación, permiso de conducir, seguro médico, directamente se ha convertido en mujer fantasma.

Jeanne señala que «Fui a ver a un abogado que me dijo que se resolvería rápidamente, ya que había estado con mi médico, quien certificó que todavía estaba viva», pero no fue suficiente para solucionar su situación.

Fallo del tribunal al no haber contrastado si los hechos que se comentaban en el tribunal eran ciertos o no. Es por ello que desde Jeanne desde 2017 vive un infierno. Algunos intentan culpar a la propia Jeanne que se la declarase muerta, argumentado que su culpabilidad de la sentencia de su muerta fue debido a que se había negado a responder la correspondencia. Esto propició que el testimonio de la exempleada sirviera para declararla muerta.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar