fbpx

UN OBJETIVO, REDUCIR LAS EMISIONES

En la madrugada del domingo, después de treinta horas de negociaciones, el Consejo y el Parlamento Europeo alcanzan un acuerdo calve para reducir las emisiones de CO2. Además, se aborda también el impacto social de estas.

En primer lugar, se busca eliminar progresivamente los «derechos para contaminar» gratuitos que posé la industria. El régimen de comercio de derechos de emisión (ETS) permite que los productores de electricidad e industria con alto consumo de energía cubran sus emisiones con cuotas. Estos indicadores se reducirán progresivamente obligando a invertir en energías verdes.

Por otro lado, se pretende cobrar por las emisiones aparejadas a la calefacción de edificios y transportes por carretera. Esta medida tendrá un tope para evitar gravar a los hogares y será pospuesta en la medida en que los precios de la energía suban o bajen en los próximos años. Esta medida podrá posponerse hasta 2028 y tendrá un tope de 45 euros por tonelada.

Por último, la medida respecto al mercado del carbono será progresivamente aplicada al sector marítimo, a los vuelos dentro de Europa y a los sitios de incineración de basura en 2028.

Este acuerdo pretende que los sectores afectados reduzcan sus emisiones en un 62% para 2030 con respecto a los niveles de 2005.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar