fbpx

Un infierno en altamar durante 11 días

Imagina que vives una situación complicada en tu país, que te encuentras vulnerable, que necesitas escapar y no encuentras medios o recursos para hacerlo por una infinidad de motivos. Ante la desesperación, tomas la decisión junto a otras personas de trasladarte de un lugar a otro a través de intentar acceder al timón de un barco para emprender un “viaje”, sabiendo que las circunstancias son extremadamente peligrosas… Sabiendo que puedes perder la vida en ese intento de vivir. 

Este es el caso que hemos conocido sobre tres personas de Nigeria rescatadas por el Salvamento Marítimo. Habían pasado 11 días en el timón de un petrolero rumbo a Canarias con la multitud de riesgos que esto conlleva. Dos de los hombres han recibido el alta hospitalaria mientras que el tercero se encuentra aún en estado grave. Durante la travesía hacían turnos para comer y dormir…

Luego de todas las calamidades que tuvieron que experimentar durante la travesía y la ilusión por llegar con vida a la isla queda en un acto en vano, pues les obligan a volver en el mismo petrolero a su lugar de origen. 

Esto nos lleva a pensar en qué situación nos encontramos (y sobre todo) creamos los humanos viviendo en este planeta como para llegar a llevar a cabo un viaje de este tipo. Son multitud de motivos los que hacen que las personas tomen decisiones como la que estamos conociendo, pues desgraciadamente no es la primera vez que vemos como llegan en condiciones inhumanas a los diferentes lugares del mundo, con sueños, metas, ilusiones, esperanzas…

Algo muy importante a tener en cuenta es que las personas que puedan encontrarse en una situación como esta pueden solicitar la entrada al territorio español con el derecho a recibir asistencia jurídica gratuita según la Ley Orgánica 4/2000 sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social. Asimismo, tienen derecho a solicitar asilo por lo que esa obligación de regresarlos a su país es algo confusa. Se desconoce si los dos hombres de los que hablamos en este caso manifestaron haber pedido dicho asilo, al igual que no se tiene información alguna sobre si recibieron algún tipo de asistencia jurídica. 

¿Y a ti? ¿Qué reflexiones o pensamientos te surgen al conocer este tipo de sucesos? ¿Crees que en algún momento te podrías ver en la necesidad de emprender una travesía de este calibre?

Fuente de la imagen: Canarias Ahora – El Diario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar