fbpx

Un gobierno, un estado para todo el Planeta, para toda la Humanidad

Aunque poco se habla, no deja de ser una necesidad: la Humanidad necesita que se cree un Gobierno para todo el Planeta, es decir una estructura estatal que disponga de un Gobierno, un Parlamento y un poder judicial que tenga jurisdicción en todo el mundo y sea elegido por todos los seres humanos.

La idea de una autoridad política mundial ha sido propuesta por diversas entidades públicas y privadas, por personas de reputado prestigio, por intelectuales, por empresarios y por organizaciones de la sociedad civil. El objetivo sería gestionar muchos problemas que desde los estados nación no se es capaz de resolver por superar las fronteras: la necesaria mitigación de la emergencia climática, la gran desigualdad mundial, la gestión del comercio internacional (en el que el organismo OMC tiene un importante papel), la lucha contra el hambre y la desigualdad perversa y como  fin primordial evitar las guerras y garantizar la paz.

Algunos autores ya han apuntado algunas formas para llegar a ese organismo, por ejemplo, fusionar el Consejo de Seguridad de la ONU con el G-8: que todos los miembros del Consejo de Seguridad estén en el G-8, y viceversa y agregando a regiones mundiales que están fuera como América latina y Africa. 

Ya existen organismos de gobernanza mundial, como  el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio (OMC) pero que tienen un sesgo claramente pro norteamericano. Es necesario un gobierno democrático, con legitimidad que nos represente a todos los seres humanos, y que no sea producto de la superioridad militar de unos sobre otros. 

El proceso de construcción europea muestra que es posible crear una entidad con varios niveles en la cual coexistan las soberanías nacionales con una estructura supranacional. Este proceso es una especie de laboratorio de lo que conviene hacer a escala planetaria. Plantearlo, desearlo, exigirlo, son las primeras fases para que empiece a convertirse en una realidad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar