fbpx

Un colegio en Valencia investigado por preguntar a niños de 12 años si “practican la homosexualidad”

Una investigación ha sido abierta por parte de la Inspección educativa de la Generalitat valenciana contra el Colegio Inmaculado Corazón de María de Valencia debido a un cuestionario que una profesora de Religión del centro concertado ha planteado a sus alumnos de primero de ESO, donde los estudiantes comprenden las edades de 12 y 13 años. Dicho cuestionario incluía preguntas sobre “actos impuros”, entre ellos si han “practicado la homosexualidad”. La escuela ha comunicado sus disculpas por lo sucedido.

“Todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos tienen la obligación de impartir el currículo oficial establecido para cada asignatura y estos contenidos no se adecúan a la asignatura de Religión”, ha manifestado la Consejería de Educación, que ha estimado como “totalmente inapropiado el cuestionario”. El documento, ha proseguido una portavoz del departamento, “atenta contra la intimidad del alumno, contra la ley 23/2018 de igualdad de las personas LGTBI, contra la ley 26/2018 de derechos y garantías de la infancia y la adolescencia y contra los derechos humanos, basados en valores de respeto a la intimidad, diversidad y pluralidad”.

El cuestionario entregado a los alumnos, adelantado por la Cadena SER, repasa los 10 mandamientos. Y al llegar al sexto, «no cometerás actos impuros», expone:

«Este mandamiento nos manda conservar la pureza del cuerpo y del alma. Para cumplirlo debemos procurar la limpieza interior de nuestro cuerpo y de nuestra alma ya que es un tesoro muy grande que debemos conservar. Nuestro cuerpo es un templo del Espíritu Santo. Para saber si cumplimos con este mandamiento nos podemos preguntar:

¿He cometido adulterio o fornicado?

¿He visto algún tipo de pornografía?

¿Me he permitido tener pensamientos y deseos morbosos?

¿He practicado la homosexualidad?

¿He practicado la masturbación?»

El colegio, situado en el distrito de Extramurs, una zona de clase media, ha pedido disculpas a través de su web. «El cuestionario enviado a los alumnos es inadecuado, y así lo ha reconocido la profesora responsable de este grupo (…) Promovemos un proyecto inclusivo e integrador al que nos debemos en todo momento (…) Tomaremos las medidas oportunas para que, de acuerdo con nuestro compromiso con un sistema educativo de calidad que implica a todos los miembros de la comunidad educativa, se prevengan errores de este tipo que pueden llegar a identificarse con una falta de respeto por algunas opciones de vida y que nada tienen que ver con nuestra concepción del ser humano», se lee en el comunicado.

El centro ha añadido que espera “que este hecho aislado no se convierta en una excusa para atacar la asignatura de Religión y a la educación católica que se imparte en nuestro país con las máximas garantías de respeto por la legalidad vigente y por los mandatos de nuestra Constitución”. La Generalitat ha declarado que la inspección educativa va a recabar la información de lo sucedido y que actuará en consecuencia.

Imagen: GOOGLE MAPS

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar