fbpx

La UE restringe viajes para evitar la propagación de las mutaciones del virus

Los jefes de Estado y de Gobierno han discutido este jueves el estado de la pandemia, y han coincidido en la necesidad de restringir los viajes no necesarios para contener las nuevas variantes de coronavirus. El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ya elevó ayer el nivel de alarma ante las nuevas cepas y recomendó restringir al máximo la movilidad y evitar viajes «no esenciales».

Los países cuya economía depende en gran medida del turismo no terminan de estar de acuerdo con esta medida, ya que temen perder viajeros en nuevas campañas. Estos países defienden la posibilidad de que los certificados de vacunas tengan misma validez que los tests PCR y, de esa manera, se pueda permitir la libertad de movimientos. «Hay que ser cuidadoso con esto», ha dicho Charles Michel, presidente del Consejo Europeo. «Aún no sabemos hasta qué punto son efectivas las vacunas», ha añadido la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen: «Hay muchas cuestiones abiertas y estamos cada más preocupados con las diferentes variantes del virus».

Por otro lado, países como Bélgica y Francia han anunciado ya nuevas medidas para impedir el paso a los viajeros procedentes de zonas de máximo riesgo. Las capitales europeas se comprometieron a crear nuevas categorías de zonas con alto riesgo epidemiológico. En ellas, se podrá restringir los desplazamientos por motivos no esenciales. Serán los propios estados quienes decidan sobre este tema, pero la Comisión Europea elaborará el plan de acción para esta limitación de movimientos.

El ECDC ha registrado en su informe que la probabilidad de “introducción y de propagación comunitaria” de la nueva cepa británica, sudafricana y brasileña es muy alta, «debido a su mayor transmisibilidad». Además, alerta de que el incremento de contagios puede poner en jaque a los sistemas sanitarios de los estados miembros.

“Estamos viendo cómo se deteriora la situación epidemiológica en las zonas donde se encuentran las variantes más transmisibles del virus”, advirtió este jueves Andrea Ammon, directora del ECDC. “El aumento del número de infecciones provocará un incremento de las tasas de hospitalización y mortalidad en todos los grupos de edad, especialmente en los de mayor edad o con comorbilidades”.

Por este motivo, el informe del ECDC recoge la recomendación de acelerar el número de vacunaciones. Al mismo tiempo, pide a los países que preparen sus sistemas sanitarios para un más que probable aumento de los casos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar