fbpx

UE pacta una reducción de emisiones del 55% para 2030 y logran vencer el bloqueo de Polonia

Autora: Yaiza Sosa

Hacer compromisos vinculantes con objetivos climáticos más ambiciosos significa revisar la economía y la energía, así como la inversión y la financiación, especialmente para países como Polonia, que dependen en gran medida del carbón y están rezagados en materia de energía. Por ello, Varsovia, Praga y Budapest acudieron a Bruselas, exigiendo «más claridad» sobre cómo responderá la UE a las reducciones de emisiones y qué garantías obtendrá, de modo que los nuevos objetivos en 2030 estarán respaldados por medidas de apoyo financiero y regulatorio.

Se pueden dar garantizas de que puedan utilizar energía nuclear y gas natural en lugar de combustibles fósiles sucios. Del mismo modo, el acuerdo también pide la reforma del sistema de comercio de emisiones para brindar más apoyo financiero a los países que más dependen del carbón, y esto está dirigido principalmente a Polonia, que fue el principal obstáculo hasta el final.

Han pasado cinco años desde que la Unión Europea firmó el Acuerdo Climático de París, y ha pasado un año desde que la Comisión Europea propuso el Acuerdo Verde Europeo. La mayoría de los gobiernos apoyan la reducción de las emisiones de la UE en un 55% para 2030, pero los países de Europa central y oriental, especialmente Polonia, requieren más fondos de gas natural y energía nuclear a cambio de apoyo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar