fbpx

Trump sugiere retrasar las elecciones de noviembre alegando que habrá fraude electoral en el voto por correo

El presidente Donald Trump ha afirmado en su cuenta de Twitter, sin aportar prueba alguna, que el voto por correo provocará que las elecciones de noviembre sean las más «inexactas y fraudulentas de la historia». Por ello, ha planteado la posibilidad de retrasar las elecciones presidenciales previstas para el 3 de noviembre.

Esta posibilidad surge en un momento en el que Trump se encuentra más bajo en las encuentas que nunca. Además, Estados Unidos se encuentra en su peor momento económico tras publicarse que la economía del país se contrajo un 9,5% entre abril y junio. El dato es el equivalente a un ritmo de caída anualizado del 32,9%, la mayor desde que el gobierno empezó a recopilar esa estadística en 1947 y tres veces peor que el anterior récord del 10% en 1958.

Donald Trump no tiene poder real para autorizar un retraso de las elecciones, ya que sólo el Congreso puede convocarlas. Las elecciones en Estados Unidos se celebran cada cuatro años, tal y como refleja una ley de 1845. La única manera de cambiar esta norma es la aprobación por mayoría en las dos cámaras del Congreso de una nueva ley. En la actualidad, la Cámara de los Representantes está controlada por los Demócratas, y algunos republicanos del Senado han expresado su rechazo a la idea de Trump.

Aún si se diera esta situación, Trump dejaría de ser presidente el 20 de enero de 2021, según la vigésima enmienda de la Constitución.

Sin embargo, la intención de Donald Trump no parece otra que sembrar la duda sobre la credibilidad de las elecciones de noviembre. De esta manera, en caso de recibir un resultado desfavorable en noviembre podría alegar que los resultados no son fiables.

Se estima que en estos comicios el voto por correo será utilizado por un número récord de estadounidenses, que utilizarán este sistema para evitar el riesgo de contagio por Covid-19.

El presidente ha hecho afirmaciones falsas sobre la fiabilidad del voto por correo, alegando la facilidad para realizar fraude electoral. Sin embargo, no hay evidencia de fraude amplio en el voto por correo, de acuerdo a numerosos estudios a nivel estatal y federal en los últimos años.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar