fbpx

Tregua mundial en la ‘guerra de patentes’ para frenar el avance del coronavirus

Autor: El Confidencial

Mientras algunos fabricantes y ‘trols de patentes’ amenazan con demandas, otros optan por liberar todas sus patentes que tengan que ver con esta crisis sanitaria

En plena crisis sanitaria, no hay empresa, grupo o persona que no haya mostrado su intención de aportar su granito de arena para superar la situación. Ya hemos visto cómo grandes fábricas dejaban sus trabajos habituales para ponerse a fabricar utensilios que sirvan en esta guerra contra el virus o cómo miles de voluntarios se ofrecían para hacer lo que hiciera falta para conseguir aplanar la curva, desde ir a comprar a construir protectores 3D, pero no todo es tan sencillo como parece. En un mundo como el sanitario, la propiedad intelectual es algo clave y la guerra de patentes también se hace notar en estos días.

Uno de los últimos casos, y quizás el más llamativo, ocurría en Italia después de que unos jóvenes aficionados y profesionales de la impresión 3D decidiesen fabricar respiradores artificiales para conseguir aliviar la situación de un hospital de Brescia. Seguramente vieras la noticia, porque la acción se ha hecho viral y ha ayudado a que cientos de aficionados a este tipo de maquinaria se hayan lanzado a colaborar en sus distintos países, creando todo tipo de utensilios sanitarios, pero lo que es posible que no supieses es que detrás de esta acción desinteresada y a la desesperada se vivía una batalla entre el fabricante original de los respiradores y los desarrolladores de su versión en 3D.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar