fbpx

Tonadas trinitarias, expresión del folclor africano en Cuba

Autora: Mayra Pardillo Gómez (Wanafrica)

Las tonadas trinitarias o fandango, como también se le conoce, son una antiquísima tradición cultural de la Trinidad de Cuba, tercera villa fundada en 1514 por los conquistadores españoles al centro sur de la isla.

El grupo musical Tonadas Trinitarias es considerado por los especialistas como único de su tipo en la nación caribeña y se conoce de su presencia durante las guerras de independencia.

De acuerdo con la bibliografía sobre la temática, en los Cabildos del poblado de Trinidad, a unos 350 kilómetros al este de La Habana, existieron agrupaciones corales desde mediados del siglo XIX, que interpretaban las llamadas tonadas trinitarias.

Hay referencias de que ya hacia 1860 se escuchaban durante las festividades locales en coros de diferentes barrios, que se reunían para competir mientras desfilaban por las calles. ?

‘El 10 de junio de 1846 a la una y media de la madrugada por la calle Amargura y Boca bajó un tango, los instrumentos eran unos tambores estrechos y largos, azadones y una botija de barro, el canto consistía en un nutrido coro de voces que cantaba a una sola voz en una muestra de fusión de la música africana y los giros melódicos de la península Ibérica’.

Así se define en un texto de la colección de documentos inéditos para la Historia de Trinidad del Doctor Rafael Rodríguez Altunaga, abogado, diplomático e historiador cubano, nacido en 1887 en la villa.

Materiales consultados indican que no hay certeza de la fecha en que comenzaron las tonadas, aunque sí el dato anterior donde Rodríguez Altunaga las describe.

Dichas canciones se hicieron famosas en los cabildos africanos en la conocida hoy como Ciudad Museo del Mar Caribe y fue la propia población quien las acogió y enriqueció con nuevas tonadas de varios autores, en su mayoría anónimos.

Todos estos grupos recorrían la ciudad los días feriados, fechas festivas y religiosas. Salían el guía, el coro de voces mixtas, tres tambores de cuña, un quinto, un bombo, una clave de hierro (guataca) y un güiro.

PATRIMONIO INMATERIAL DE LA VILLA

El patrimonio inmaterial de Trinidad atesora esta modalidad única dentro de la rumba, mientras que las letras y melodías han sido conservadas de manera oral.

Investigadores como Gilberto Medina y Odalys Rodríguez refieren en el trabajo La danza, el teatro de relaciones y la música de la etnia congo. Su presencia en Trinidad de Cuba, Patrimonio de la Humanidad que es una modalidad única dentro del complejo de la rumba, mezcla de los giros melódicos provenientes de España y de los ritmos africanos. Según algunos estudiosos, nacieron en el barrio de La Barranca y en El Pimpá, lugares donde había más cantantes de este ritmo e incluye la representación de la matanza de la culebra.

La tonada se ejecuta por uno o varios cantantes principales (hasta tres) y un coro, constituido por hombres y mujeres para obtener un trabajo más armónico, así como con tres tambores pequeños, un güiro y una muela o guataca.

Cada barrio adoptó sus propias tonadas que pueden ser épicas, de broma, amorosas, patrióticas y hasta de sátiras, aseguran entendidos, y recibieron primero el nombre de tango y más tarde el de fandango.

Sin embargo, al enfrentarse los diversos representantes de las tonadas las décimas subían de tono o la situación se ponía tensa.

El diccionario describe al fandango como ‘baile popular de origen español, de movimiento vivo y apasionado, que también se baila en algunas partes de América con características distintas’.

Y la palabra tiene como significado incluso lo concerniente al bullicio y alboroto y aunque fue en una época bastante empleada en Cuba durante alguna reyerta, discusión, barullo o escándalo, ya casi ni se escucha.

TONADAS TRINITARIAS VIAJAN A LA HABANA

Tonadas Trinitarias, portadora de una tradición autóctona, formó parte del proyecto Del sonido de la labor, presentado en la XIII Bienal de La Habana en 2019.

La agrupación, integrada por 13 músicos, se podrá escuchar ?tras vencer a la Covid-19 y retornar a la normalidad- en espacios culturales de esta villa Patrimonio Cultural de la Humanidad (1988) como el Palenque de los Congos Reales y El Patio Bécquer.

Fue incluida, además, para participar en las celebraciones por el aniversario 500 de la villa de San Cristóbal de La Habana, efectuadas en noviembre del pasado año.

Otras villas fundacionales que integran la Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las ciudades patrimoniales cubanas, entre las que figuran Baracoa (la primera), Sancti Spíritus y Bayamo, fueron invitadas a la celebración como parte del evento De la primada a la Real y Maravillosa.

Destino turístico por excelencia, Trinidad conserva sus costumbres, tradiciones y ha sido merecedora de la condición de Ciudad Artesanal del Mundo y Ciudad Creativa del orbe (artesanía y artes populares), esta última otorgada igualmente a La Habana (música).

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar