fbpx

Tensiones en las dos almas del PP: Casado se niega a moderarse.

Pablo Casado, ha defendido que «nadie» tiene que llevar a su partido a la «moderación» porque «siempre» ha estado «en ella». Aunque la realidad señale en otra dirección, el líder del PP se niega a aceptarla

De hecho, su radicalismo derechista se manifiesta en una de sus declaraciones públicas cuando dijo  que prefería «perder votos a perder el alma». O cuando critico veladamente la dirección estratégica de Rajoy al culpabilizar de que el PP había desaparecido como referente de la gente de pensamiento conservador

El líder de los populares gallegos, Núñez Feijoo,  que antes y  durante la Campaña se negó a aceptar las indicaciones de Casado dijo en la reunión del PP que éste es un partido «centrado» y «templado». A su entender, el Partido Popular es un «partido de Estado» y tiene que seguir ese camino.

A pesar de estas palabras del lider gallego parece que la enorme crispación de actos, de gritos en el Congreso, del eco de los  insultos del PP y Vox y el reflejo de la propaganda de los medios afines de la derecha (la inmensa mayoría) va a continuar con el duo radical Abascal-Casado.

Esa fórmula ha tenido una gran censura en las urnas. PP y Vox solo han conseguido 6 diputados en el Parlamento Vasco, una enorme derrota que reduce sustancialmente los resultados obtenidos en las últimas elecciones que a su vez también fueron un fracaso con respecto a las anteriores. Es decir, la derecha más rancia y radical (PP y Vox) podría desaparecer del panorama político vasco en las próximas elecciones si sigue esta tendencia.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar