fbpx

Ser paciente crónico en tiempos de COVID-19

Autora: Isabel Hernández

Las personas consideradas como pacientes crónicos se engloban dentro del grupo de riesgo frente al contagio de coronavirus pero lo cierto es que, la saturación en los espacios sanitarios por personas contagiadas por el virus ha retrasado la atención hacia este colectivo de riesgo, aumentando las listas de esperas.

Por ello, las personas con enfermedades crónicas han decidido alzar la voz para demandar una mayor atención dada la situación de alarma en la que se encuentran. En este sentido, denuncian la inactividad por parte de las Conserjerías de Sanidad en las comunidades autónomas, así como por parte del Gobierno.

Esta segmentación de la población entre las personas con enfermedades crónicas y las personas enfermas por Covid-19 ha producido la invisivilidad del colectivo durante la pandemia pues, durante el confinamiento el 41% de estas personas ha sufrido la paralización de sus terapias.

Además, a esta problemática se suma la diferencia temporal en la que se diagnostican las posibles enfermedades entre hombres y mujeres pues, según como afirma la presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, Carina Escobar, para segmentar los colectivos frágiles hay que tener perspectiva de género, aunque sea simplemente porque las mujeres son las que más cuidan a otras personas por la propia estructura familiar y porque tienen el papel de cuidadora a la que el diagnóstico precoz le llega mucho más tarde que a los hombres».

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar