fbpx

Seis mujeres piden la repatriación para huir del ISIS

Seis mujeres yihadistas occidentales apresadas en el noreste de Siria sustituyen el velo por los vaqueros y piden ser repatriadas

Al igual que la mayoría de las yihadistas cautivas tras la caída del califato en marzo de 2019, estas mujeres dicen que viajaron engañadas, seducidas por la propaganda del ISIS junto a sus esposos para “defender a los hermanos musulmanes sirios que el régimen de Bachar el Asad estaba asesinando”. Argumentan  que una vez perteneces al califato, “es imposible salir”. Nawal, que se unió  dos años al ISIS y lleva los últimos cuatro en Al Roj, apunta: “Llevo más tiempo en este campo que el que estuve en el califato”.

Hoy, estas mujeres representan una pequeña cantidad entre las más de 40.000 mujeres cautivas en los campos. Se dicen ideológicamente fuera del ISIS y solicitan una salida de Al Roj para responder ante la justicia de sus países nativos. “Somos también víctimas del ISIS”, sostienen. Y, como el resto de las yihadistas cautivas, niegan haber contribuido  en los crímenes ocurridos durante un lustro por el ISIS sobre el resto de mujeres y niños sirios, iraquíes o sobre  miles de yazidíes que fueron secuestradas, violadas y asesinadas en nombre de la bandera negra del califato. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar