fbpx
10 de junio de 2023

Se ha aprobado ya la Ley de Vivienda, después de un largo año de debate político con propuestas de idas y venidas, y después de tres años de promesas. Esta Ley promete regular la subida de precios del alquiler, dándole prioridad a los y las inquilinas, y no al mercado, prohibiendo que sea el o la inquilina la que pague el coste de las agencias, o dejando de ser el IPC quien proponga el abanico de precios. Aunque todo esto podría quedar en saco roto, ya que las competencias quedan en mano de las Comunidades Autónomas, y por ejemplo Ayuso ya ha anunciado que no aplicará la ley. Ya ni hablemos lo que podría pasar en Canarias, donde ya se esta intentando controlar en que zonas pueden vivir los residentes, dándole prioridad al turismo.

Otro de los puntos fuertes es el que tiene que ver con la regulación de desahucios, aplicándose, por fin, un control mayor de esta práctica que atenta contra un derecho constitucional. Se incluyen de esta forma una mayor defensa para las y los inquilinos, nuevas prórrogas en los procedimientos de lanzamiento, y mecanismos de mediación y alternativas habitacionales, que se deben implantar por iniciativa de las comunidades.

A todo esto, el líder de la derecha, Alberto Feijoo se ha quedado en bragas, viendo como no se aceptaron sus propuestas y no consiguió frenar la Ley, después de presumir de sus grandes propuestas para la Ley de Vivienda, a un grupo de jóvenes de su partido… en un ático. Donde defendía mantener los bonos de alquiler joven (propuesta de la izquierda), dar dinero para la compra de viviendas para jóvenes que se emancipen, y proteger a los y las propietarias por delante de la vulnerabilidad de los y las inquilinos. En conclusión, defender a lo privado por encima de la gente, y saquear a la juventud antes de tiempo.

Suena paradójico que, meses antes de las elecciones, el Señor Feijoo, no pare de llevarse desplantes, que entre su congreso iberoamericano homófobo, la mala gestión de su partido en Andalucía, los palos a nivel europeo con lo de Doñana y su baja capacidad para defenderse de los palos de la izquierda, el representante a de los populares debe estar echando de menos ya aquellos meses que se paseaba con narcos en lancha motora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar