fbpx

Se alertan de posibles inundaciones catastróficas en California

Fuente de la imagen: Crítica

Autor: El País

La falla de San Andrés, entre la placa norteamericana y la del Pacífico, mantiene bajo amenaza de un devastador seísmo a California, denominado coloquialmente como big one [el grande]. Ese riesgo ha dado para ríos de tinta, informes científicos, documentales, novelas y películas. Sin embargo, los científicos han añadido ahora otro augurio catastrófico para los habitantes del Estado más poblado de Estados Unidos: mega inundaciones, con secuencias de tormentas que podrían descargar hasta un máximo de 3.200 litros por metro cuadrado en algunas zonas a lo largo de 30 días.

El problema con el que lidian habitualmente los californianos es la sequía. La de este año está siendo especialmente dura y ha obligado a imponer drásticas restricciones al consumo. El cambio climático, sin embargo, está aumentando el riesgo de fenómenos meteorológicos extremos, como han puesto de manifiesto este mes las lluvias torrenciales en el Valle de la Muerte, el lugar más seco de Estados Unidos. La lluvia caída allí no es nada al lado de la que pueden dejar en el futuro oleadas de tormentas procedentes del Pacífico, advierten los científicos.

Un artículo publicado por Science Advances señala que “el cambio climático ya ha duplicado la probabilidad de un fenómeno capaz de producir inundaciones catastróficas, pero es probable que se produzcan aumentos mayores en el futuro debido al continuo calentamiento”. Los investigadores climáticos Xingying Huang y Daniel L. Swain han estudiado las características físicas que tendrían secuencias de tormentas extremas en el peor escenario posible capaces de dar lugar a condiciones de mega inundación, utilizando una combinación de datos de modelos climáticos y modelización meteorológica de alta resolución.

En realidad, California ya ha sufrido inundaciones gigantescas. Ha habido episodios de lluvias prolongadas a intensas el siglo pasado, pero la referencia histórica que han tomado los científicos es la de la gran inundación de finales de 1861 y comienzos de 1862. Se trató de una secuencia de tormentas invernales de semanas de duración, produjo una inundación catastrófica generalizada en prácticamente todas las tierras bajas de California, “transformando el interior de los valles de Sacramento y San Joaquín en un mar interior temporal pero vasto de casi 500 kilómetros de longitud, e inundando gran parte de la llanura costera, ahora densamente poblada, en los actuales condados de Los Ángeles y Orange”, recuerdan.

Estimaciones recientes sugieren que inundaciones iguales o mayores a las de 1862 ocurren de cinco a siete veces por milenio, lo que equivale a una probabilidad anual del 0,5% al 1% o una vez cada 100 o 200 años. Se calcula que cayeron en algunos puntos unos 2.500 litros por metro cuadrado, el equivalente a dos metros y medio de altura de agua, en 40 días.

Fuente: Miguel Jiménez

Enlace: https://elpais.com/clima-y-medio-ambiente/2022-08-14/los-cientificos-alertan-del-riesgo-de-grandes-inundaciones-catastroficas-en-california.html

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar