fbpx

Reciclar, para empezar

Reciclar es la transformación de las formas y presentaciones habituales de los objetos de cartón, papel, lata, vidrio, algunos plásticos y residuos orgánicos, en materias primas que la industria de manufactura puede utilizar de nuevo.

Es una buena forma de proteger el medio ambiente, es la única medida en el objetivo de la disminución de residuos. La producción de mercancías y productos, que hace crecer el consumo y como consecuencia el aumento de desechos de diverso tipo ha obligado a las sociedades modernas a desarrollar el reciclaje. 

Reciclar puede resolver dos grandes problemas: la sobresaturación del medio natural y la cada vez mayor cantidad de residuos. El objetivo debe ser llegar al reciclaje del 100% de los residuos o al menos acercarnos a ese porcentaje. El reciclaje es el tercer paso de cuatro en un proceso de eliminación sostenible de los residuos. En cuanto a su respeto ambiental se clasifican de mayor a menor en: 

El primero y más importante sería la reducción, es decir, producir la menor cantidad de desecho posible. 

El segundo sería la reutilización, o volver a usar un objeto para el fin con el que se creó. El mejor ejemplo serían las botellas de vidrio retornables. 

El tercero sería el reciclaje. 

El cuarto sería la recuperación energética en plantas como las incineradoras, pero que es un proceso que puede generar la emisión de toxinas perjudiciales para la salud, si bien, últimamente con los sistemas de filtros, se está consiguiendo cada vez una producción energética más limpia.

Imagen: Pixabay

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar