fbpx

¿Qué pasa con los alquileres en España?

Autor: Arian José Alonso Luis

Aunque parezca un tema de actualidad, esta situación lleva mucho tiempo en España, muchos lugares de este país se ven afectados por precios desorbitados a la hora de alquilar una vivienda. Los datos que aporta el Ministerio parten de la información de 11,2 millones de arrendamientos de los últimos cuatro años, con datos anuales de 1,6 millones de viviendas, según la información aportada por la Agencia Tributaria, el catastro inmobiliario, el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Registro de la propiedad, el Banco de España y los depósitos de fianza de las Comunidades autónomas. Este sistema permitirá saber cuál es la evolución de los precios y ayudar a definir políticas públicas que frenen abusos en los precios de los alquileres.

Entre 2015 y 2018, los precios del alquiler se han disparado en numerosas ciudades de España. Por ejemplo, en Madrid ha crecido los precios un 13%, mientras que en Barcelona lo han hecho un 17%, en Málaga y La Palma se han encarecido un 19%, en Valencia han subido un 16% y en Sevilla, un 11%.

Sin embargo, son municipios costeros, en los archipiélagos o de las periferias de grandes ciudades donde los precios han sufrido un mayor incremento: Estepona (25%), Santa Eulalia del Río (25%), Calvià (24%), Granadilla de Abona (24%), Arrecife (24%), Fuengirola (21%) o Terrassa (21%), por poner algunos ejemplos.

Otro de los elementos interesantes que permite esta herramienta es saber cuál es el parque de vivienda en alquiler o, al menos, el numero de vivienda legales que se han alquilado. En 2018 Madrid cuenta con el mayor número de viviendas alquiladas (217.307), seguida a mucha distancia de Barcelona, que tiene la mitad (110.190), y a mucha más distancia Valencia (42.188), La Palma (23.572), Zaragoza (37.090), Sevilla (21.847), A Coruña (17.264) o Málaga (16.310), que pese a ser un municipio eminentemente turístico tiene menos viviendas oficialmente alquiladas que otras ciudades.

Por comunidades autónomas, los alquileres más caros se registraron en Madrid (1.669 euros al mes), Baleares (1.432 euros) y Cataluña (1.305 euros), mientras que los más económicos se concentraron en Extremadura (451 euros), Castilla-La Mancha (578 euros) y Galicia (603 euros).

El Ministerio de Transporte, Agenda Urbana y Movilidad publica una estadística que proporciona un índice de los precios de las viviendas alquiladas en todo el territorio fiscal común. En concreto, la estadística surge de la combinación de los alquileres declarados en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por vivienda habitual y la explotación estadística de la base de datos del Catastro Inmobiliario para las características físicas de los inmuebles. En concreto, las cifras publicadas por el Ministerio incluyen los alquileres de 1,4 millones de viviendas colectivas (pisos en edificaciones urbanas) y cerca de 200.000 viviendas unifamiliares o rurales declaradas en 2018.

También, me gustaría destacar como ha influido el alquiler vacacional en esta progresiva subida de precio.La consecuencia más evidente de este auge del alquiler vacacional es una inflación descontrolada del precio de la vivienda . Los alquileres repentinamente desorbitados ponen en jaque un mercado inmobiliario ya en tensión por el pinchazo de la burbuja del ladrillo y por las deficiencias crónicas del alquiler en España. Como sucede en otras grandes problemáticas de la vivienda, como los desahucios, el alquiler vacacional en España carece de datos oficiales y fiables sobre los que desarrollar políticas públicas o reorientar la iniciativa privada. El número total de camas alquilables en pisos es una incógnita. Y, según dejan claro las webs de anuncios del sector, la oferta varía constantemente y zigzaguea con frecuencia sobre los límites de la legalidad. A la vez, España es el país europeo con mayor peso de los pisos de propiedad horizontal, donde los vecinos están más expuestos a las molestias que ocasionan los pisos turísticos. Esto aunque no lo creamos afecta a los negocios de los lugares donde la gente que antes podía veranear todo el verano y poder invertir en los locales de la zona y con ello mejor la economía, ahora o alquilan un mes o ni si quiera lo hacen. lo que realmente es muy triste. otro inconveniente y que también está afectando a muchas familias es la desaparición de contratos temporales, ya que lo que antes se pagaba en un mes, ahora se cobra a un turista por un fin de semana, triplicando los beneficios de los dueños de los pisos.

La solución equilibrada a la problemática del alquiler sólo es posible si la mayor protección al arrendatario se conjuga con medidas enérgicas por el lado de la oferta. Por ese motivo, la disposición adicional primera recoge un mandato al Ministerio de Fomento para asegurar que se dinamiza la oferta de vivienda en alquiler en España; con este propósito, se encomienda al Ministerio un conjunto de acciones a realizar, entre ellas la negociación con las administraciones sectorialmente competentes, utilizando para este fin todos los instrumentos a su disposición.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar