fbpx

Propaganda para los pobres. Capítulo 2.

Uno de los puntos firmes cuando surgió Podemos, quizás lo que permitió reforzar el personaje de Pablo Iglesias, fue su «intelectualidad». Un joven que se vendía de barrio y que había conquistado el mundo académico. Pablo no daba su opinión, él contrastaba con datos que tenía en el iPad. En las primeras europeas, que llevaban a Pablo como imagen de partido, Podemos arrasó. No se tardó en desprestigiar su imagen, que si bien él tampoco ayudó a que el público en general mantuviera a lo largo del tiempo esa visión tan negativa, desde que procedía de la política venezolana, hasta que cobraba de Irán o que si echaba a dedo a la gente. Hace no muchos años Pablo se compra un chalet, con una hipoteca y con los ahorros suyos y de su mujer. Ya esto fue el colmo, hubiera sido mejor que cobrara de Venezuela. En este momento se le tachó de burgués, y se le sacaron frases hasta de antes de ser político.

Vamos a ver otro caso, Santiago Abascal. Otro partido emergente, con un líder asociado directamente a los neonazis de media Europa, que ha usado símbolos del fascismo español, o que protesto con fervor por retirar a Franco del Valle de los Caídos. ¿De dónde viene Santiago?, pues este buen señor, que ya había participado en política de la mano del PP y que cotizar no ha estado nunca entre sus planes, proviene de buena familia. Y si, su visión es de radical y no es la mejor vista. Pero tampoco es que haya sido perseguido, ni se ha destapado toda su vida privada. No ha sido Santiago el que ha sido acosado por fuera de su casa, a pesar de ser abiertamente pro-fascistas.

Ojo, esto no pretende ser la fiel defensa de Pablo Iglesias, para nada, lo que se intenta es aclarar el gran poder que tuvieron los medios en toda esta exposición pública. Ya que los medios tuvieron el poder de reforzar o empeorar la imagen de ambos lideres políticos. Y es curioso porque la estrategia de Vox fue directamente la del Fascismo,tal y como apunta Jason Stanley (2018): Antiintelectualismo, Épica Histórica, Victimismo, Orden Público, Jerarquía, y, sobre todo, Propaganda. Pero no básica y basta como la de Podemos, bien pagada, teniendo presencia en todos los grandes medios, con un discurso anticonstitucional. Aún así, sigue siendo Vox el que más se espera que aumente en votos de cara a las próximas elecciones generales.

Se estima que gran parte de las personas que siguen consumiendo televisión son las clases pobres, ya que las clases altas tienen otros ocios o pagan los servicios de pago con mayor soltura. Quizás la cadena que tenemos sintonizada entre la tercera y la quinta son las que más han ayudado a normalizar el discurso de Vox, siendo un discurso al tuntún, un discurso de bar y lleno de revanchismo desvergonzado, pero sobre todo, fácil de entender, cogiendo mayor mella entre la gente de barrio. Y es aquí donde la ultraderecha le gana la tostada a la izquierda que va de intelectual, ganan por decirlo en fácil, y no de chulería.

¿Esto quiere decir que lxs de barrios somos unos y unas ignorantes? Continuamos en unos días en el capítulo 3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar