fbpx

¿Progreso o retraso sanitario?

Autora: Pino Echarri

 La nueva situación en la que estamos inmersos nos ha llevado a cambiar nuestros hábitos y costumbres más cotidianas, viviendo un proceso de adaptación a una “nueva normalidad”.

Todo se está modificando, los colegios empiezan con alumnado y profesorado con mascarillas, mesas con separaciones kilométricas para hablar con tu compañero/a, además de los muchos/as  trabajadores y trabajadoras como los funcionarios/as que han comenzado una nueva forma de trabajar, con el teletrabajo.

Es así que, la educación, los servicios sociales y la sanidad no se han quedado atrás en  esta nueva forma. 

En cuanto a la sanidad, las consultas telefónicas han aumentado del 3 al 46 % en los centros de salud de las islas, esto lleva  a la controversia de si los médicos y las médicas están haciendo bien o no su trabajo.

Por esto y debido a la desinformación, médicas y médicos han iniciado una campaña en la que explicar la teleasistencia e informar a la población de la nueva manera de trabajo 

La población más joven es la que más acepta esta forma, ya que para muchos trámites cómo renovar la receta electrónica, obtener los resultados de las pruebas, gestionar los partes de alta o de baja o para resolver dudas sobre medicación es más cómodo la teleasistencia, ahorrándose pedir permisos en el trabajo o pasarse horas en una sala de espera. 

Al contrario, otras personas sobre todo las más mayores, prefieren los resultados en papel o las visitas presenciales, para ellos supone un gran cambio el dejar atrás las charlas en las salas de espera o el uso de las nuevas tecnologías, que para muchas personas implica un gran esfuerzo. 

Esto nos lleva también a  cuestionarnos si es una asistencia de calidad y se atenderá adecuadamente a las y los pacientes o si las personas profesionales tienen la formación necesaria para llevar a cabo esta tarea. Sin embargo, médicas y médicos dicen «que este método ha llegado para quedarse y que como todo nuevo proceso se cometieron errores ».

En cambio, la ventaja de la teleasistencia, está haciendo que los y las profesionales estén llevando un mejor control de su agenda sin saturaciones, pudiendo dedicarle más tiempo a los/las pacientes crónicos/as y que más lo necesitan.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar