fbpx

¿Por qué es tan importante que Canarias avance en la transición ecológica?

Reducir la gran dependencia que el sistema económico mundial y del propio modelo de desarrollo de las Islas ha convertido a Canarias en una región con una alta demanda de energía y bienes agrícolas e industriales del exterior. La revolución energética basada en la generación distribuida anuncia cambios en los modelos económicos para hacerlos más resistentes a las crisis y menos dependientes: La producción industrial aditiva, la movilidad sostenible y eléctrica, la producción de agua desalada, la producción agrícola indoor con sistemas tecnológicamente avanzados basan su viabilidad económica en la obtención de energía a costes muy bajos producida por fuente fotovoltaica gracias al coste marginal casi cero de esta tecnología una vez realizada la inversión inicial. 

La generación distribuida de energía se refiere a la generación de muchos puntos de generación de energía  frente al modelo actual de generación centralizada en el que la energía la produce muy pocos operadores (ENDESA, algunos inversores en fotovoltaica y eólica, etc). La generación descentralizada se produce cuando cientos, miles o millones de familias y PYMES se convierten en productores de energía a través de una instalación principalmente de placas solares fotovoltaicas en los tejados.

La producción energética de autoconsumo podría hacer desaparecer el problema de la pobreza energética si se generaliza la producción fotovoltaica en 10 o 20 años. En este proyecto tendremos en cuenta aquellos casos de pobreza energética para considerar la posibilidad de inversiones en instalaciones que reduzcan de forma significativa la factura eléctrica de las familias más vulnerables.

La energía es un coste fijo en la producción del sistema económico. Una generación fotovoltaica masiva anuncia una reducción radical de los costes futuros de la energía, por lo que la productividad aumentará y las inversiones podrán incrementarse derivado de los ahorros conseguidos y de mayor acceso a inversiones que sean intensivas en necesidades energéticas. Esta transformación también tiene su réplica a nivel insular y autonómico porque esperamos que las inversiones en estas instalaciones se generalicen y alcancen a empresas, organismos públicos y familias a todos los niveles y por tanto con repercusiones favorables para todos ellos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar