fbpx

¿Por qué a las grandes eléctricas no les gusta que tengamos nuestra propia fabricación de energía a través de placas solares?

La tendencia hacia el modelo de generación distribuida no le gusta a todo el mundo. Principalmente las grandes empresas eléctricas, que no parece que vayan a ser las principales impulsoras de este cambio. Su modelo de negocio tradicional se basa en la generación centralizada y la posibilidad de que los consumidores puedan generar su propia electricidad no hace otra cosa que reducir su facturación. 

Además, también son propietarias de las redes de distribución, que en un hipotético caso de alta penetración de este tipo de generación podrían llegar a necesitar inversiones para realizar mejoras. En cualquier caso, ya se están posicionando para no dejar escapar ninguna parte del pastel, siendo ellas mismas quienes vendan la instalación completa en caso de que el cliente así lo desee.

La generación distribuida está llamada a tener un papel importante en los sistemas eléctricos del futuro. La propia Agencia Internacional de la Energía prevé que se alcancen los 100 millones de hogares con paneles fotovoltaicos en el techo en los próximos cinco años. Además, la reducción de precio y la popularización de los sistemas de las baterías domésticas harán todavía más atractivas este tipo de instalaciones, acercándonos al momento donde generar tu propia electricidad será más barato que comprarla de la red.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar