fbpx

Pedro Sánchez apunta a una reforma fiscal «inevitable» con subidas de impuestos

Asegura que no bajará pensiones ni el sueldo de los funcionarios, pero que pagarán más las grandes corporaciones

Reforma fiscal en ciernes con el argumento para robustecer el estado del bienestar, bajo la premisa de que España recauda mucho menos que otros países con políticas sociales de referencia. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha considerado «inevitable» ese ajuste en el pago de impuestos porque nuestro país está siete puntos por debajo de la media europea. «No podemos tener un sistema de salud público como el que tenemos y tienen también los países nórdicos con una financiación como la que tenemos. No es sostenible».

«Vamos a hacer una reforma fiscal», ha confirmado, «pero con justicia». El presidente no ha aclarado si subirá el IVA reducido, que grava las restauración o el transporte, aunque sí ha defendido incrementar los impuestos a las grandes corporaciones y no a la pequeña y mediana empresa. Ha apostado también por «acelerar» todas las tasas ‘verdes’ o medioambientales que el Gobierno ya había anunciado.

No ha querido hacer referencia al impuesto a las grandes fortunas, que exige ahora Unidas Podemos, porque no figura, ha recordado, en el acuerdo de la coalición. Pero ha asumido que nadie «intelectuamente» puede estar en contra de que pague quien más tiene. 

En su opinión, este pretendido impuesto a los ricos que abandera Pablo Iglesias «no deja de ser un fetiche». De lo que se trata, ha explicado el presidente, es de «entrar de lleno en donde están esos patrimonios y los hacemos tributar». En este sentido ha apuntado también a una reforma del impuesto de patrimonio o un aumento del impuesto de sociedades para las grandes empresas que, en relación a sus ingresos, pagan mucho menos que las pymes o los autónomos.

En definitiva, Sánchez explica que la pandemia del Covid -19 lo ha cambiado todo y que sí antes de que estallara, en las conversaciones con la vicepresidenta económica Nadia Calviño y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, los objetivos pasaban por reducir endeudamiento y acabar la legislatura con déficit cero. Ahora «las costuras fiscales han saltado, tenemos que salvar vidas y ayudar a la gente«. Se ha realizado un gran esfuerzo presupuestario frente a la emergencia sanitaria y con el mantenimiento de las empresas y los puestos de trabajo pero, ha indicado, habrá que continuar pagando deuda «Tendremos que aumentar las capacidades de ingresos del Estado, también el IRPF«. El presidente ha recordado que ya está incluido en el acuerdo con Podemos en los tramos más altos y ha sostenido que una reforma fiscal con «justicia fiscal» será bien entendido porque la sociedad española quiere que se fortalezca la sanidad, la educación o la dependencia.

El presidente sí se ha comprometido a que no bajará las pensiones y el sueldo de los funcionarios y ha anunciado una nueva línea ICO de 50.000 millones para pymes y autónomos, vinculada a su solvencia. El reconocimiento de que habrá una subida de impuestos ha sido lo más relevante de una entrevista, la primera en televisión desde que el 14 de marzo se decretó el estado de alarma, en la que Sánchez ha repetido que «con los datos de hoy llegamos tarde todos los paísies» pero «con los de entonces llegamos cuando teníamos que llegar».

Autoría original: Marisol Hernández para elpais.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar