fbpx

Pablo Iglesias y el caso Dina: ¿a quién sirven los medios de comunicación?

El pasado 27 de enero el Tribunal Supremo archivó la causa al vicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias por el caso Dina, una de las piezas del caso Tándem. El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón fue quien remitió el caso al Tribunal Supremo, a pesar de no existir fundamento jurídico para tal acción, tal y como ha recordado el Tribunal Supremo a García-Castellón.

Terminan así seis meses de análisis mediático, con horas y horas de cobertura de un caso que no se sostenía a nivel legal. De hecho, García-Castellón elevó la causa a la Audiencia Nacional sin consultar a la Fiscalía, sin realizar las diligencias necesarias para justificar tal acción, y tres semanas después de que un auto de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional calificara de «mera hipótesis» sus argumentos.

Destaca la descafeinada cobertura de los medios de comunicación de la decisión del Tribunal Supremo respecto a Pablo Iglesias. Para ilustrar esta desigualdad informativa cojamos el caso de el periódico ABC: El pasado 27 de enero publicó una noticia sobre la decisión del Tribunal Supremo respecto al caso Dina, mientras que en diciembre le dedicó más de cinco titulares, entre los que destacan: «De Dina a Neurona: el año negro de Podemos en los tribunales» y «Los frentes judiciales de Podemos».

El caso de El País es similar, con siete noticias desgranando el caso Dina frente a la única noticia del pasado 27 de enero. O el de El Español, con su vergonzoso reportaje titulado «García-Castellón, el juez que no le tiene miedo a Pablo Iglesias pero sí a sus seguidores más fanáticos».

Los grandes poderes de este país, herederos del Régimen del 78, le tienen miedo a Podemos. Por eso, las cloacas del Estado han puesto todos sus mecanismos a funcionar para frenarlo, con la ayuda de los corrompidos medios de comunicación de este país. Unos medios de comunicación que faltan a la que debería ser una de sus principales funciones: salvaguardar la democracia.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar