fbpx

Oportunidades y desafíos de la cooperación China-América Latina en la crisis pandémica

Las relaciones con China pueden incrementar la resiliencia y capacidad de América Latina en los sectores afectados por la crisis

La región de América Latina y el Caribe tiene una historia de desafíos estructurales para el desarrollo en general, una realidad que se ha visto intensificada por las crisis resultantes de la pandemia Covid-19, con repercusiones más allá de la salud. En este contexto, es oportuno resaltar el potencial de las oportunidades de recuperación que surgen de las relaciones con China, principalmente en el ámbito de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (Belt and Road Initiative, BRI), con el fin de incrementar la resiliencia y capacidad de América Latina en los sectores afectados por la crisis, fortalecer las cadenas de valor regionales existentes y atraer inversión extranjera directa.

Aunque China viene profundizando los lazos con muchos países latinoamericanos hace algún tiempo, la participación efectiva en la Iniciativa de la Franja y la Ruta en la región es relativamente reciente. Muchos países de la región han firmado acuerdos para beneficiarse de la iniciativa, ya que el nivel de comercio entre América Latina y China sigue aumentando. Además, las naciones que no participan formalmente en la iniciativa, incluidas Argentina, Brasil, Colombia y México, también se han beneficiado de importantes inversiones chinas. La Iniciativa de la Franja y la Ruta, por lo tanto, no representa una nueva política, sino la actualización  o concentración de actividades en un solo discurso político – de las iniciativas existentes de China en materia de comercio, inversiones, infraestructura y otros.

Entre los diversos proyectos de la Iniciativa de la Franja y la Ruta se encuentra la Ruta de la Seda Sanitaria (Health Silk Road, HSR), que, a pesar de haber llamado la atención durante la crisis de Covid-19, no es nueva. Xi Jinping utilizó el término por primera vez durante una visita a Ginebra en enero de 2017, donde firmó un memorándum de entendimiento con la Organización Mundial de la Salud (OMS) comprometiéndose con la construcción de una «Ruta de la Seda Sanitaria», que tendría como objetivo adoptar estrategias para la evolución de la salud pública en los países en el ámbito de la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

Fuente: https://www.opendemocracy.net/es/oportunidades-desafios-cooperacion-china-america-latina-crisis-pandemica/

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar