fbpx

ONU incide en la importancia de la vacunación contra la polio para mantener al continente americano libre del virus

Autor: ONU

Los países del continente americano deben seguir vacunando a los niños contra la poliomielitis y mantener las acciones de vigilancia epidemiológica durante la pandemia de COVID-19 para prevenir brotes, subrayó la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el Día Mundial contra la Polio, celebrado cada 24 de octubre.
Si bien América fue la primera región del mundo en ser declarada libre de poliomielitis hace más de 25 años, sólo una vacunación continua y una fuerte vigilancia pueden mantener tan importante logro, advirtió la agencia.

“Si permitimos que las tasas de cobertura de vacunación disminuyan, correremos el riesgo de que el poliovirus circule nuevamente en nuestras comunidades”, recalcó la directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

Menos vacunación a causa de la pandemia

En los últimos años, la tasa de cobertura regional de vacunación contra la polio en el continente ha estado por debajo del 95% recomendado. Durante el periodo 2016-2019, la cobertura reportada para la tercera dosis de la vacuna antipoliomielítica oral osciló entre el 85% y el 87%. Las proyecciones indican que en 2020 esa cobertura podría disminuir en muchos países debido a las interrupciones de las actividades de atención primaria de la salud causadas por la pandemia del coronavirus.

Cuauhtémoc Ruiz Matus, jefe del Programa de Inmunización de la OPS, señaló que es precisamente ahora, en el entorno de la pandemia, cuando se debe trabajar más duro para no perder lo ganado.

Explicó que entre los factores importantes del éxito de la lucha de la región contra la poliomielitis figuran el firme compromiso político de los gobiernos y las comunidades, las alianzas estratégicas entre los organismos internacionales, el apoyo de socios independientes y el trabajo incansable de los trabajadores de la salud que se enfocaron en proteger a todos los niños con la vacuna. “Sin todas estas cosas, no estaríamos donde estamos hoy”, afirmó Ruiz Matus. 

La pandemia de COVID-19 ha abrumado a los servicios de salud esenciales, incluidos los servicios de inmunización y los sistemas de vigilancia epidemiológica destinados a detectar rápidamente las enfermedades prevenibles mediante vacunación y a permitir una respuesta rápida antes de que se produzcan brotes, ya que los trabajadores de la salud de toda la región se han centrado en la respuesta a la actual emergencia sanitaria.

25 años sin polio en los países de América

El continente americano reportó su último caso de poliomielitis causado por el poliovirus salvaje en 1991 y en 1994 fue la primera región en recibir la certificación de eliminación del virus.

Las lecciones aprendidas en América en materia de vigilancia epidemiológica y las iniciativas enfocadas en la sostenibilidad de los programas de inmunización mediante el Fondo Rotatorio de la OPS se han compartido con los programas de inmunización de todo el mundo y en la actualidad cinco de las seis regiones de la Organización Mundial de la Salud, que representan más del 90% de la población mundial, han sido certificadas como libres de poliomielitis salvaje.

Actualmente sólo dos países siguen registrando transmisión del poliovirus salvaje: Pakistán y Afganistán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar