fbpx

Nuevas masculinidades

Últimamente hemos oído o leído este término en muchos sitios. Pero ¿Sabemos que implica? ¿Hay que destruir el concepto de lo masculino? La respuesta es muy simple, no, por supuesto no hay que destruir el concepto de lo masculino. Lo que hay que hacer es cambiarlo, deconstruirlo, porque el modelo tradicional no nos sirve. En realidad nunca debió haber servido, pero en el mundo actual tiene menos sentido que nunca.

¿En que consiste el modelo de masculinidad tradicional? ¿Qué implica? ¿A quienes afecta?. El modelo de masculinidad tradicional es aquel con el que crecimos la mayoría. «Los hombres deben ser fuertes». «Los hombres no lloran». «Los hombres son valientes y aventureros, asumen riesgos». «Los hombres debe proteger a las débiles mujeres». «Los hombres deben mantener a la familia». «Las tareas del hogar y crianza son cosas de mujeres». «Los hombres deben ser los cabeza de familia y su palabra es ley»… y tantos y tantos estereotipos que hemos escuchado. ¿Para ser un hombre es necesario cumplir esos requisitos? ¿Un hombre que es cariñoso con su bebé y le cambia el pañal es menos hombre que otro que llama a su mujer para que lo haga ella?. El modelo tradicional supone que quienes lo cumplen no pueden jamás mostrar sus sentimientos, por ejemplo, que no se impliquen en la vida de sus hijos e hijas y permanezcan como esa figura casi ausente, autoritaria, sin apenas lazos afectivos. Es un modelo que constriñe, que limita al ser humano, que no le permite realizarse como tal y ser él mismo. Así que desde luego la primera víctima de este modelo son los propios hombres. Por supuesto, este modelo es también la primera causa de la violencia de género porque enseña a los hombres que son los «jefes» y los «propietarios» de sus parejas. Conlleva que deben reaccionar de manera violenta para resolver los conflictos. Que su criterio es el único que sirve, etc. Y por supuesto afecta al conjunto de la familia, en primer lugar porque se transmite de una a otra generación, los niños aprenden que así es como debe ser un hombre y las niñas que ese es el modelo que deben buscar para compartir su vida y por supuesto «soportarlo».

¿Qué quiere decir nuevas masculinidades? Para empezar el plural ya deja claro que no debe existir un sólo modelo de masculinidad. Que tan masculino es el hombre al que le gusta jugar al futbol e irse de tapas con los amigos, como el que disfruta de una tarde de compras y prefiere ir al teatro, por ejemplo. Si quieres teñirte el pelo, depilarte o lo que te apetezca no implica una menor masculinidad. Implica que tu modelo es ese, nada más. Estos nuevos modelos abogan por una vida más igualitaria, por la corresponsabilidad, por la implicación efectiva en la vida familiar, por la expresión de los sentimientos y por la libertad de ser tu mismo en todo momento sin pensar en si estás o no cumpliendo con los cánones, con los modelos establecidos. Porque lo mejor de las nuevas masculinidades es que no hay un modelo, no hay un canon establecido. Este nuevo criterio permite al hombre realizarse y establecer relaciones más justas, igualitarias y completas con sus parejas y con la familia que formen, si desean formarla. Estas nuevas masculinidades dan libertad para elegir tu forma de vivir tu sexualidad, de vestir, de sentir, de relacionarte con otros seres humanos. En definitiva ser quien quieras ser. Tal y como debió haber sido siempre.

Fuente imagen: Meganoticias.mx

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar