fbpx

No hay guerras justas, sólo guerras asesinas

Autor: Ángel Rivera

El viejo concepto de «guerra justa» que durante siglos fue utilizado para valorar una intervención armada de un país invasor o imperialista es falso. No hay guerras justas, sólo asesinatos de unos seres humanos sobre otros. 

Las guerras actuales tienen efectos devastadores: muere población civil (que casi siempre desconoce el porqué y para que se produce la guerra) y muere población militar (son jóvenes obligados a matar a otros jóvenes que ni siquiera conocen), miles de personas quedarán con lesiones de por vida, se colapsará el sistema sanitario, se miente en los medios de comunicación, se esconden imágenes de ese sinsentido, se repiten machaconamente los supuestos motivos que sostiene la intervención armada, se producen detenciones de personas  ubicadas en razón de su apellido, su religión o nacionalidad, que son tratados como «no-personas» y despojados de todos sus derechos fundamentales, se destruye el patrimonio de las personas, el hábitat natural, se hunde la economía, etc. La guerra es un mal absoluto.

También es falso, que las guerras puedan ser «humanitarias» o «éticas». Asesinar para evitar que se asesine no parece que está dentro de la lógica más elemental. Que unos seres humanos usen armas para matar a otros seres humanos que no conocen por un bien superior es ridículo. Y ridículos son esos bienes superiores (la bandera, la patria, mi dios que es mejor que el tuyo, el petróleo, el territorio, la venganza, etc). Cualquier persona que se detiene a reflexionar sobre esto, debería de llegar a esa misma conclusión.

La absoluta contradicción entre guerra y derecho es otra evidencia que a penas se pone en valor. La guerra es la negación del derecho y de los derechos, ante todo del derecho a la vida. La irracionalidad y la inhumanidad detrás de la guerra y  el asesinato, el sufrimiento y la injusticia que inevitablemente genera solo nos puede llevar a exigir que se produzca una prohibición universal de toda guerra. Las constituciones y leyes de todos los países del mundo deberían de prohibir la guerra.

Una ONG norteamericana con presencia en varios  países del mundo, World Beyond War , así lo cree. Y estamos de acuerdo con ellos. Ojalá que cada vez seamos más los que nos sumemos a proclamar esta obviedad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar