fbpx

No hay evidencia de que los shocks en niños estén relacionados con la COVID-19

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha aclarado que aún no hay evidencia de que los casos de «shock pediátrico» que se han detectado en algunos países en las últimas dos semanas estén relacionados con el coronavirus.

En una comunicación interna, la AEP alerta a médicos y pediatras de la presencia en niños y adolescentes de un cuadro inusual que incluye dolor abdominal y síntomas gastrointestinales, asociados a inflamación cardíaca. «La mayoría de los casos se han detectado en niños en edad escolar o adolescentes. Además, suelen acompañarse de fiebre, eritrodermia e inyección conjuntival», explica.

Sin embargo, la AEP llama a la tranquilidad y destaca que, gracias al modelo español de atención primaria, «es posible un diagnóstico de sospecha temprano ante patologías que requieren una intervención inmediata».

«Es importante llamar a la calma a las familias, ya que dicho cuadro clínico conocido como shock pediátrico es muy raro y el modelo pediátrico español permite actuar ante los primeros síntomas. Es un cuadro conocido y que puede ser desencadenado por diversos agentes infecciosos y tiene un tratamiento bien establecido», argumentan.

Los pediatras resaltan que el dolor abdominal y los síntomas gastrointestinales se han asociado a inflamación cardíaca y se han observado tanto en niños que han dado positivo en las pruebas para SARS-CoV2 como en niños que han dado negativo. Se han descrito casos en Italia, Reino Unido, Francia y Bélgica, pero aún no se ha establecido si existe algún tipo de correlación entre estos casos y la COVID-19.

Así lo aclaró el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, en su rueda de prensa diaria. Hizo hincapié en que aún no existe evidencia científica sólida que establezca la relación entre este cuadro y el coronavirus.

La Asociación Española de Pediatría recomienda a los pediatras tener «un alto índice de sospecha» y explican la importancia de reconocer estos cuadros para derivar con urgencia a estos pacientes a un centro hospitalario. También recomiendan a las familias que estén atentas «a los síntomas de alarma de los niños, tanto por la COVID-19 como por otras patologías que siguen siendo motivo de acudir a urgencias», como la aparición de fiebre elevada y manchas en la piel.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar