fbpx

Nadia Ghulem: confiesa “el miedo y la desesperación” que siente por su familia que sigue en la capital afgana.

“Los talibanes han aprendido a mostrar otra cara, pero son los mismos”

Desde Barcelona hace 15 años, Nadia Ghulem llegó a recibir tratamiento médico gracias a la Asociación para los Derechos Humanos en Afganistán y se quedó. La acogió una familia que ya se ha convertido en la suya y con la que ahora comparte los desvelos por lo que está sucediendo en su país: <<Lo que siento es mucho dolor, desesperación, miedo por mis familiares. Hablo todo lo que puedo con ellos, espero que el Gobierno de España pueda sacar alguno de allí, tal y como me ha prometido>>.

Nadia, ahora es escritora, sabe bien lo que es vivir bajo dictadura de la <<sharía>> (ley islámica). Durante varios años se hizo pasar por su difunto hermano Zelmai para poder salir a buscar el sustento vestida de chico. Tiene tres libros traducidos a 14 idiomas y ninguna intención de amilanarse.

Fuente de imagen: SAEED ALI ACHAKZAI /REUTERS, La Razón.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar