fbpx

Mujeres con el VIH se suman al 8M, por una generación de igualdad

Se calcula que, en todo el mundo, en 2018, aproximadamente 18,8 millones de mujeres de 15 o más años vivían con el VIH. Esto representa el 52 % de todas las personas con VIH en dicha franja de edad. La desigualdad de género, la violencia, la pobreza y la inseguridad siguen incrementando enormemente el riesgo de contraer el VIH entre las mujeres, sobre todo entre aquellas pertenecientes a comunidades más vulnerables como es el caso de las mujeres trans o las trabajadoras sexuales.
 
Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Trabajando en Positivo se suma al lema de Naciones Unidas ‘Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres’ y hace hincapié en favorecer la igualdad de oportunidades laborales sin discriminación por el VIH.
 
Julio Gómez, director de la organización, puntualiza que las personas con VIH se encuentran en una situación de desventaja en el ámbito laboral: solo el 50% de las personas con VIH está trabajando y, entre las que están sin empleo, predomina el desempleo de más de 2 años de duración. Y la situación empeora cuando se trata de las mujeres porque éstas tienen un porcentaje de 13,4% de menores posibilidades de acceder a un trabajo, de acuerdo al estudio realizado por el investigador Juan Oliva, de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en el año 2009.
 
La discriminación hacia las mujeres con el VIH en los mercados laborales crea inseguridad económica y social, así como socava su representatividad y su bienestar. En España, muchas de ellas se ven obligadas a ocultar que viven con el VIH por el estigma asociado a la infección ya que tienen miedo a perder el trabajo o a ser juzgadas dentro de las empresas, más cuando son el sustento de sus familias y cuidadoras, no solo de sus hijas e hijos sino inclusive de sus padres.
 
Desde Trabajando en Positivo reivindicamos en esta fecha la necesidad de incorporar la perspectiva de género dentro del ámbito laboral, lo que supone considerar cómo las desigualdades determinan la diferente exposición a los riesgos, a la información, a los recursos, a la capacitación, etc. Y, por otro, conocer la manera en la que los roles, estereotipos, identidades y normas de género influyen en la salud y en el acceso al trabajo de las mujeres y hombres.
 
Por todo lo anterior, animamos y apoyamos a las empresas a la hora de implantar políticas, planes y medidas de igualdad de género y de cero discriminación para las mujeres con el VIH, convirtiéndolas en una marca de identidad como empresas responsables.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar