fbpx

Monopolio masculino en la toma de decisiones en Cultura

Un informe realizado por el Observatorio de Igualdad de Género y encargado por el Ministerio de Cultura y Deporte con el fin de estudiar sus estructuras determina que el 82% de las instituciones culturales monopolizan la toma de decisiones en el género masculino, lo que demuestra que las decisiones oficiales en este ámbito permanecen aún en manos masculinas de forma indiscutible. El ámbito de poder más inexpugnable para las mujeres es, sin duda, el poder cultural. El poder de legitimación artística es abrumadoramente masculino”, señala Fatima Anlla, la directora del estudio.

Esto refleja que, a pesar de aprobación en 2007 de la Ley Orgánica para la Igualdad, los deberes no se han hecho y el desequilibrio sigue reinando de forma solemne. El diagnóstico se centra en examinar el estado de 50 centros de gestión entre 2000-2018 y demuestra, aún no siendo definitivo, un panorama inadmisible en tiempos de avances. “La ley aparece como una idea vaga a estos centros. Saben que existe, pero no se aplica. El poder cultural, es decir, las direcciones de museos, teatros, orquestas… es inaccesible para las mujeres. Tampoco están dirigiendo los patronatos ni los consejos. Sin embargo, en los cargos de Secretarías ellas son la mayoría. Es decir, a mayor poder, menos mujeres”, añade la directora.

El informe, en el que participan 13 especialistas del Ministerio, Asociaciones de Mujeres y el Observatorio de Igualdad de Género, arroja también datos dispares en la permanencia en el cargo. “Un hallazgo significativo es que se produce mayor recambio y menor estabilidad cuando son las mujeres las que ocupan las direcciones generales. A los hombres se les mantiene en sus puestos durante periodos de tiempo más largos”, subraya el informe. Mientras que el tiempo medio de una directora general de Cultura es de 2,6 años, el de un hombre es de 3,4, casi una legislatura completa.

Según un análisis realizado por El País, estos son datos que ilustran esta realidad: en dos décadas solo se han programado 10 obras de mujeres en la Orquesta Nacional; las direcciones generales del Ministerio de Cultura han sido ocupadas solo en un 27,7% por mujeres. Ni el Museo del Prado, ni el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza han sido dirigidos nunca por una mujer. En el museo Reina Sofía solo sucedió durante tres años. El Reina Sofía ha adquirido 3.609 obras entre 2000 y 2018, de las cuales tres cuartas partes fueron producidas por hombres (75,2%). El Teatro Real ha programado un 0,6% de montajes dirigidos por mujeres. En el Teatro de la Zarzuela fueron un 13%. De las 1.432 obras estrenadas en centros del INAEM, solo el 11,4% han sido compuestas por mujeres.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar