fbpx

Miles de personas quieren el fin de las apañadas en Gran Canaria

Las apañadas son un método de control poblacional de cabras que se realiza dos veces al año en Gran Canaria, este método se creó en 2018 para sustituir a las conocidas “batidas” donde se asesinaba a tiros a las cabras. En las apañadas ha cambiado la forma, pero no el fondo del asunto, y dentro de la nueva modalidad que también busca retirar el mayor número de cabras posibles, se usa un método que puede considerarse incluso más cruel, porque implica la muerte violenta y dolorosa de muchos de estos animales que sufren persecución, estrés y dolor físico.

Para mostrar cómo se realiza esta práctica, activistas del partido PACMA ha difundido un video tomado en plena acción, en la zona de Güigüi, en Gran Canaria.

“El equipo de PACMA en esta isla fue testigo de la crueldad en la realización de una de estas capturas de cabras y lo documentó en un vídeo. En las imágenes grabadas por las voluntarias en la zona de Güigüi se ve a una cabra huyendo desesperadamente de los perros junto a su cabrito por una ladera escarpada. Tras momentos de agonía, en los que los hombres que realizan la apañada esperan ansiosos a ver si cae por sí sola, la cabra se despeña por la ladera, de 12 metros de altura, con una soga atada al cuello… El vídeo es una prueba fehaciente de que este método supone es cruel y únicamente provoca sufrimiento y estrés en estos animales… tras el suceso, uno de los hombres le propina un golpe seco con un palo a la cabra… mientras de fondo se escuchaban los chillidos de los animales acorralados”.

Denunciaron que las activistas que grabaron el episodio fueron amenazadas para que dejaran de documentar la matanza de las cabras.

El partido PACMA ha circulado en los últimos días una campaña virtual de recaudación de firmas que ya cuenta más de 5000 adhesiones, a fin de exigir la paralización del exterminio de las cabras silvestres que habitan en Canarias, y evitar la matanza y captura de estos animales, que según explican, son producto de la desidia y el abandono de los propios cabreros.

Por lo tanto, presentarán un informe en el Cabildo de Gran Canaria a fin de exhortar a la Consejera Insular del área de Gestión del medio natural y seguridad del Cabildo de Tenerife, Isabel García Hernández y a la consejera de medioambiente del Cabildo de Gran Canaria María Jiménez Martín, a poner coto a esta práctica, para sustituirla por métodos de control poblacional humanitarios y ajustados a la ética que además son, probadamente, más eficientes.

Así mismo, denunciaron que la administración de Gran Canaria pretende incluir en el catálogo cinegético a cabras y ovejas, para sumar a la lista que permite cazar conejos, muflones, arruís, gatos, palomas y tórtolas, lo que consideraron, no sólo como una extensión institucionalizada de la crueldad, sino que advirtieron que esto podría generar descompensación de los ecosistemas y daño al medioambiente.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar