fbpx

Miedo en la comunidad educativa

Autora: Jeny Navarro

El miedo y la inseguridad son dos de los sentimientos más imperantes en la comunidad educativa a día de hoy.

A casi 20 días de comenzar el curso, todavía no se sabe como afrontarán la situación escolar de repunte de contagios de coronavirus en España. Los padres, las madres, el profesorado y estudiantes se sienten decepcionados y decepcionadas al no tener una respuesta clara de cómo se realizará el principio de la etapa previa escolar.

El alumnado ha sufrido este año las consecuencias de una crisis sanitaria que trastocó por completo los últimos meses del anterior curso escolar, obligándoles a adaptarse a una forma de estudiar para la que no estaban habituados ni habituadas, donde la brecha digital dificultaba la realización de las tareas, y además, las familias no tenían tiempo ni conocimientos para ayudarles.

En la actualidad, se trata de la «generación covid» un concepto que acuñan desde el Sindicato de Estudiantes para englobar a los niños, las niñas y jóvenes que se han visto afectados y afectadas por la pandemia. Por otro lado, el Sindicato de Estudiantes, traslada la preocupación de los padres y las madres de que todavía no saben si llevar de vuelta a sus hijos e hijas en septiembre, lo que complicaría la conciliación laboral y familiar, ya que no habría los recursos suficientes como el comedor, «recogida temprana», actividades extraescolares… para que sea efectiva esa conciliación.

Con la formación «on-line», se ha llegado a la conclusión de lo que significa la escuela para la ciudadanía en el mundo, es decir, esta situación nos ha hecho ver la importancia de una educación presencial. En el colegio aprendes a convivir, a trabajar en grupo y tomar decisiones en común, a respetar y tolerar las diferencias que pueden coexistir en una misma aula, a conocer otras formas de autoridad distinta de las familiares, y sobre todo, se aprende a compartir. Si la escuela se hace «on-line», se desvirtuará la realidad de la buena enseñanza.

En definitiva, invertir en educación es invertir en calidad de vida, y como ya dijo Paulo Freire «La educación no cambia el mundo; cambia a las personas que van a cambiar el mundo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar