fbpx

Macrogranjas: en polémica

Tras las polémicas declaraciones de Alberto Garzón en The Guardian sobre las macrogranjas, han estado en tendencia en la actualidad española. Y es que sus comentarios sobre la mala calidad de la carne, el maltrato animal y el impacto ecológico han levantado dudas en la sociedad. 

A pesar de que el término “macrogranja” no se recoge en ninguna normativa, ecologistas lo utilizan para referirse a las instalaciones que crían a un gran número de animales alimentados para obtener su máxima producción y que se encuentran estabulados, todo esto hecho de la forma más rápida y barata posible. 

Estudios realizados por diferentes instituciones muestran cómo el sector agroganadero en 2020 fue el tercero con más emisiones de efecto invernadero en España (un 14,1%). Desde el Registro Estatal se intenta controlar esta contaminación, pero solo se puede acceder a las granjas de cerdos y aves, ya que las de ganado no están obligadas a compartir esta información. 

Sobre el maltrato, el Consejo General de Colegios Veterinarios asegura que se cumplen las normativas europeas sobre el bienestar animal, pero ecologistas afirman que muchas se encuentran en un hacinamiento extremo y los animales se encuentran cosificados. 

Y la calidad de la carne que procede de estas granjas industriales españolas se somete a infinidad de controles. A pesar de ello, esta no se compara con la obtenida de ganadería extensiva, por lo que verdaderamente no se puede saber la diferencia que puede existir entre ambas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar