fbpx

Los múltiples casos de corrupción en los juzgados amenazan a un PP temeroso de su declive electoral

EL PP está ahora sufriendo el desgaste por los múltiples casos de corrupción que se están investigando y que próximamente se van a enjuciar. Fue la sentencia judicial del Tribunal Supremo sobre el caso Gurtel de la semana pasada un golpe duro contra Pablo Casado y su partido. El próximo 30 de octubre comparecerá en sede judicial el exministro Jorge Fernández Díaz. El juez sitúa en el “centro” de esa operación al Ministerio del Interior que Fernández Díaz dirigió entre 2011 y 2016 que «habría dirigido y coordinado la operativa, presuntamente con la participación directa del ministro y actuando por delegación de éste, al parecer, el secretario de Estado de Seguridad» (texto literal del auto del juez) para realizar una trama delictiva para favorecer electoralmente al PP y perjudicar a sus rivales políticos como Podemos o el soberanismo catalán, inventando pruebas falsas y realizando investigaciones parapoliciales fuera del procedimiento legal.

Gracias a los audios del comisario Villarejo y la documentación incautada. Este viernes rechazó el último recurso presentado por su defensa de Fernández Díaz y confirmó que tendrá que declarar

El 29 de octubre, hay otra cita clave en la que comparecerá en la Audiencia Nacional el que fuera su número dos, Francisco Martínez, que indignado por las supuestas mentiras en público de Fernández Díaz, depositó en un notario cuatro mensajes seleccionados que le implican en la operación. Esos SMS no sólo sitúan al exministro como conocedor sino como quien le anunció su existencia y le informaba de sus novedades. Anticorrupción ha pedido al juez que impute también a María Dolores de Cospedal, pero García-Castellón ha optado por escuchar primero la declaración trascendental de Martínez.

Según su relato, tiene en su mano la implicación de la anterior cúpula de Rajoy en el Gobierno y en el PP. «Si tengo que declarar porque me impliquen, también irán Fernández Díaz y probablemente Rajoy», dejó por escrito en septiembre del año pasado. Martínez ha amenazado con tirar de la manta si sus antiguos superiores se siguen poniendo “de perfil”. Él no va a ser el único que sufra las consecuencias de un asunto que, asegura, ni le «importaba», ni le «preocupaba», ni le «interesaba».

Además, el sumario contiene indicios del conocimiento y/o participación en la operación de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría. El primero, como supuesto conocedor del espionaje al extesorero de su partido y máximo interesado en recuperar las pruebas que le comprometerían al partido y a él mismo. La segunda, como responsable del Centro Nacional de Inteligencia, organismo que según los mensajes que Fernández Díaz envió a Martínez habría estado al tanto de todo. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar