fbpx

Los directivos de la Banca se han repartido 645 millones de dólares de remuneración

A los directivos de la banca no le preocupan mucho los problemas sociales, las diferencias entre los más ricos y los más pobres la ven lógica y además proclaman las ventajas que para ellos tiene que los trabajadores no cobren “demasiado”.

Los miembros de los consejos de administración de la gran banca,  son los que definen las políticas de dividendos, por eso es lógico que se embolsaron por ese concepto 645,6 millones de euros desde el inicio de la recuperación en 2014 hasta el estallido de la crisis del coronavirus en la primavera del presente año. Ellos toman las decisiones en propio beneficio. 

Eso si, si hay problemas de estabilidad financiera de  un banco, acudirán rápidos al Estado para que los salve, para su rescate. Aunque hayan proclamado miles de veces la necesidad de que el Estado no intervenga en la economía, o baje los impuestos y los gastos de las políticas sociales. En realidad, ellos lo que quieren es que el dinero del Estado vaya para sus “rescates”.

Sin embargo, el reparto de dividendos está paralizado desde que el Banco Central Europeo (BCE) publicó en marzo una «recomendación» en ese sentido, con el fin de fortalecer el capital de las entidades y disponer de más recursos para la concesión de créditos. La prohibición vencía el 31 de octubre, pero en julio fue prolongada hasta fin de año. Esperemos que sea el buen criterio del BCE el que se termine imponiendo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar