fbpx

Las propuestas de Donald Trump y Joe Biden

Autor: Julio Ríos

Trump tiene una mentalidad de suma cero: si yo gano, se lo tengo que quitar a alguien y  Joe Biden viene de una tradición que piensa que es posible incrementar la tarta

El mandatario ha desplegado un amplio abanico de promesas entre las que se encuentran la creación de 10 millones de empleos en diez meses y de un millón de nuevas pequeñas empresas. Para ello, ha prometido bajadas de impuestos y deducciones fiscales a las empresas que fabriquen en Estados Unidos.

El gran ausente del discurso de Trump es el cambio climático, que por el contrario, está en el centro del programa económico de Biden.

Biden ha prometido una transición ecológica para el país en la que se bonificarán la adquisición de vehículos eléctricos y las energías renovables y se invertirá en tecnologías como la captura de carbono con el objetivo de generar 10 millones de empleos ‘verdes’ y que el país tenga emisiones neutras de dióxido de carbono en 2050.

Además, el exvicepresidente ha incluido en su programa medidas sociales como una subida del salario mínimo a 15 dólares por hora (12,6 euros) a nivel federal y la mejora del seguro de desempleo, así como la cancelación o mejora de condiciones de los préstamos estudiantiles para acceder a la universidad. Además, ha prometido aumentar el sueldo de las fuerzas de seguridad, además de las penas contra quienes agredan a las fuerzas policiales.

Por su parte, Biden aboga por una reforma del sistema de seguridad y judicial estadounidense. Entre la amplia batería de medidas, que, aunque está influida por el movimiento Black Lives Matter, no incluye conceptos como el de retirar fondos a la policía, se encuentran propuestas orientadas a reducir la población carcelaria como la despenalización del consumo de algunas drogas o el fin de las prisiones privadas a nivel federal. Asimismo, los demócratas han prometido una inversión de 1.000 millones de dólares anuales (844 millones de euros) para reformar la justicia juvenil y eliminar la pena de muerte a nivel federal.

Dentro de estas políticas, también se ha incluido la prohibición de la venta de armas por Internet y de la venta en general de todas las armas automáticas y cargadores de gran capacidad, junto a un programa de recompra gubernamental a los portadores de armas de este tipo para retirarlas de la calle. En oposición, Trump ha asegurado que su Gobierno no aplica restricciones.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar