fbpx

La violencia contra las mujeres y lo que no sabías: un problema de salud mental pública

¿Qué es lo que no se ve a simple vista ante esta realidad que vivimos a diario? Tal y como refleja Ximena Goldberg (psicóloga clínica y doctora en neurociencias) en su artículo sobre esta temática hay que hacer una mayor reflexión (más de la que pensamos), pues se trata de una problemática muy compleja. Es necesario saber identificar otros problemas de salud que presentan las supervivientes de la violencia de género que en muchas ocasiones pasan desapercibidos y requieren de una atención urgente. Parece que aún no somos conscientes de que la violencia contra las mujeres es una de las violaciones de los derechos humanos más expandidas a nivel mundial. Se trata de una afirmación que es inviable poner en duda, pues existen multitud de datos, estudios e información recogida durante muchos años que demuestran que una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido abuso a lo largo de su vida. Recientemente, un estudio global muestra que la violencia en el contexto de pareja comienza a edades muy tempranas, ya que, una de cada cuatro mujeres de 15 y 24 años ya han sufrido algún tipo de violencia. 

Si analizamos nuestro entorno, probablemente conozcamos a más de una mujer ya sea familiar, amiga o conocida que ha sufrido violencia de género… Tan frecuente que tristemente se normaliza ¿Verdad?

El efecto más claro en la salud es que mata. Conforme a estimaciones de Naciones Unidas, 47.000 mujeres y niñas murieron asesinadas por sus parejas o alguien de su familia solo en el año 2020. Sin ir más lejos, el año pasado pudimos demostrar que el homicidio está entre las primeras causas de muerte en las mujeres embarazadas de Estados Unidos…

Por otro lado, las enfermedades y problemas de salud que más se relacionan con la violencia física y sexual son aquellos que recaen de manera directa en el cuerpo: golpes en la cabeza, estrangulamientos, etc., que pueden dar lugar a traumatismos cerebrales con consecuencias a largo plazo. Asimismo, en la violencia sexual encontramos graves problemas de salud como: enfermedades de transmisión sexual, sangrado vaginal, infecciones vaginales y del tracto urinario, dolor pélvico, relaciones sexuales dolorosas…

Todo esto y mucho más dentro de los diferentes tipos de violencia causa un impacto abrumador en la salud mental de las mujeres. El estudio Violencia de género contra las mujeres: una encuesta a escala de la Unión Europea nos mostraba que el 32% de las mujeres supervivientes de violencia física presentaban ansiedad y un 20% depresión. Estos porcentajes aumentaban en las mujeres supervivientes de violencia sexual: 45% y 35%. También, la encuesta nacional sobre violencia por pareja íntima realizada en Estados Unidos y publicada en 2018 indicaba que más del 50% de las supervivientes presentaban trastorno por estrés postraumático.

La violencia contra las mujeres incrementa por tres el riesgo de tener pensamientos y conductas suicidas a pesar de que utilizan diferentes estrategias destinadas a relajar momentáneamente la situación de violencia, lo que en algunas situaciones significa nada más y nada menos que salvar la propia vida o la de los hijos/as. 

El estudio del impacto a medio y largo plazo en la aparición de enfermedades crónicas que se relacionan con estos mismos mecanismos nos muestran que aumentan las posibilidades de padecer incluso enfermedades cardiometabólicas, respiratorias y de cáncer de cuello de útero.  

La erradicación de la violencia contra la mujer ha de ser una prioridad absoluta para la para la salud pública. Para ello, es vital una reformulación de las políticas sociales donde aquellas que sean de carácter preventivo se enriquezcan de otras perspectivas. La Organización Mundial de la Salud recomienda un marco de trabajo con un enfoque basado en los derechos humanos. Que las necesidades reales y sentidas de la población sean tomadas en cuenta, pues la realidad que nos rodea en la violencia de género como se mencionaba anteriormente: mata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar