fbpx

La viabilidad empresarial de las empresas de Economía Social y Solidaria

Seguimos en marcha con el Proyecto YoEmprendo en Economía Social 2.0 Sur Gran Canaria, con la financiación del Fondo Social Europeo y la colaboración de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), ejecutado por la Red Española de Entidades por el Empleo «Red Araña».

En el artículo de hoy vamos a hablar sobre la viabilidad empresarial de las empresas de Economía Social y Solidaria.

Todas las empresas, y en particular Cooperativas y Sociedades Laborales, deberían elaborar, antes de proceder a su constitución, un documento en el que desarrollen un Plan de Viabilidad que les permita analizar el proyecto en que se van a involucrar. En todo caso, debe tenerse presente que una Cooperativa de Trabajo o una Sociedad Laboral (u otra expresión de la Economía Social) es una empresa ya desde su gestación y, por ello, debe contar con un instrumento que acredite la factibilidad del negocio que se desea emprender. Dicho Plan de Viabilidad debería contener, al menos, los siguientes puntos:

  1. Definición del negocio, exponiendo, en términos generales, a qué se va a dedicar la empresa.
  2. Análisis comercial. Este análisis se debe hacer contemplando, con la profundidad necesaria en cada proyecto, los siguientes aspectos:
    • Definición del Producto: desarrollando pormenorizadamente los diferentes productos-servicios que va a vender la empresa; explicando los mismos en términos físicos y técnicos así como haciendo hincapié en los puntos que los clientes valoran cuando compran dicho producto.
    • Conocimiento del Mercado: para valorar el volumen del mercado que quiere atender la nueva empresa y la manera en que hoy atiende ese volumen de mercado. Así mismo, hay que reflexionar sobre los posibles segmentos de mercado que pueda haber (según los gustos del consumidor/a, o su capacidad adquisitiva, etc.).
    • Conocimiento de la competencia: en la medida en que se pueda identificar se expone quiénes serían los competidores actuales de la empresa a crear, así como los productos/servicios que en el futuro puede hacer dicha competencia.
    • Planificación y Control de Ventas. En este apartado hay que marcar objetivos cualitativos a desarrollar en el área comercial (establecer la red comercial en la zona, conseguir un nuevo cliente etc.), así como objetivos cuantitativos de ventas en los tres primeros años de actividad, haciéndolo para el primer año en términos de ventas mensuales, así como su forma de cobro.
  3. Análisis de producción.
    • Definición del Proceso Productivo: exposición detallada del proceso que sigue la realización del producto/servicio, desde
    el momento en que comienza su producción, hasta que le llega al cliente.
    • Organización de dicho proceso.
    • Capacidad de Producción: La empresa debe desarrollar una capacidad productiva acorde con las estimaciones de ventas en el análisis comercial.
  4. Análisis de las compras. Contemplando la política de compras que va a llevar a cabo la empresa en cuanto a las materias primas, material de consumo y subcontratación a realizar. En el supuesto de que existan, este desarrollo se hará a nivel de número de proveedores, forma de pago y plazo de entrega de las mercancías. En el supuesto de necesitar existencias, la empresa desarrollará una política de almacenamiento de productos terminados, en curso y de materias primas.
  5. Análisis de las inversiones. Se debe definir las inversiones necesarias, las características de las mismas, la forma de pago y el plazo de incorporación. También debe definirse el criterio de amortización que se va a seguir con los bienes de inversión, para poder ver el grado en que van a influir en los costos de la cuenta de explotación.
  6. Análisis del personal. Se debe indicar las personas que van a trabajar en la empresa, la responsabilidad que van a asumir, las necesidades de formación que puedan tener, los costos de las personas y la distribución mensual de los pagos (anticipos laborales, sueldos, costes de Seguridad Social, retenciones de IRPF, pagas extras etc.).
  7. Cuenta de explotación. Se debe contemplar conceptos de costos como los arrendamientos, materiales de oficina, gastos financieros, generales y por préstamos, comunicaciones, etc. La cuenta de explotación se obtendrá con un horizonte temporal de tres años, que para el primero de actividad se hará con más frecuencia. La cuenta de explotación mide el beneficio que prevé tener la empresa.
  8. Presupuesto de tesorería. Donde la empresa llevará las entradas y salidas de dinero (aportación a capital, préstamos recibidos, cobro de ventas y pago de compras, pagos de gastos generales, pagos de gastos financieros, devolución de créditos, pagos de inversiones, pagos a Hacienda, Seguridad Socia etc.) para analizar si la empresa tendrá dinero suficiente para llevar adelante los objetivos que se han marcado anteriormente. Se hará un presupuesto a tres años.

Si quieres formar parte del Proyecto YoEmprendo en Economía Social 2.0 Sur en Gran Canaria, crear tu propio camino profesional, desarrollar tu carrera y dejar huella, ¡todavía estás a tiempo! Te puedes inscribir en:

📱633181604
📧economisocial2.0gc@gmail.com

Recuerden que «las oportunidades grandes nacen de haber sabido aprovechar las pequeñas»🌺

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar