fbpx

La Universidad de La Laguna y de Las Palmas de Gran Canaria eximen total o parcialmente del pago de matrícula al alumnado que no pueda hacer frente a su abono

La Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Universidades y las universidades públicas canarias, han presentado un plan de medidas que tiene como objetivo paliar los efectos de la crisis sanitaria, provocada por el coronavirus, en el rendimiento académico de los estudiantes universitarios.

Dichas medidas se basan en que ningún alumno o alumna suspenda el curso y en evitar que la crisis suponga un sobrecoste académico al estudiantado ni a sus familias.

De esta forma, las dos universidades públicas de Canarias identificarán entre su alumnado quienes no pueden hacer frente a los pagos de matrícula que tienen pendientes a causa de esta crisis sanitaria, eximiéndoles así, total o parcialmente de los mismos. Para ello, ambas universidades harán uso de sus propios recursos de asistencia social. “Una vez concluido el proceso, cada universidad enviará a la Dirección General de Universidades un informe justificativo de las acciones realizadas y desde este departamento autonómico se compensará a cada uno de los dos centros por los importes de matrícula no percibidos, con un límite de 250.000 € por cada universidad”, ha explicado el Gobierno de Canarias a través de un comunicado.

Por otro lado, se ha acordado también “no contabilizar las convocatorias agotadas y no superadas en el curso 2019/20 a ningún efecto y, específicamente, en lo relativo al progreso y permanencia, y en cuanto a los importes de matrícula a abonar en cursos sucesivos”.

La posible disminución del rendimiento académico podría dar como resultado que estudiantes que anteriormente habrían superado el curso académico con un rendimiento adecuado, caigan por debajo del umbral marcado en la convocatoria de la beca, la cual establece que quién no supere los créditos establecidos deberá devolver la ayuda recibida. Por ello, otra de las medidas consistirá en “librar de la obligación de devolver las becas recibidas en este 2019/2020 al alumnado que no cumpla los requisitos académicos establecidos en la convocatoria”.

Asimismo, el Ejecutivo regional estudia la posibilidad de determinar medidas “para paliar los efectos de la epidemia en la próxima convocatoria de becas, referida al curso 2020/21, en lo relativo a umbrales de renta y de rendimiento académico”.

Imagen: EMETERIO SUÁREZ

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar