fbpx

La ULPGC y su adaptación al Covid-19

Autora: Pino Echarri

Tras el comienzo del curso en septiembre, el rector de la institución académica alaba la rápida adaptación que ha llevado a cabo la universidad tras los meses de confinamiento y las nuevas restricciones. 

Tras el acto de apertura, se destaca la rápida ejecución de la actividad de  la ULPGC, tanto académica como administrativa, tras la nueva llegada de la manera no presencial.

¿Pero esta realidad que nos presenta es verdad?, ¿los alumnos y las alumnas están de acuerdo con la calidad que se dice dar en la forma no presencial?, muchas son las quejas que se han escuchado dentro de la comunidad universitaria, páginas colapsadas, caos en los exámenes online, una administración  ausente ante los problemas del alumnado, profesores y profesoras que no saben usar los nuevos medios. Problemas que se han  visto sin solución, además de largas horas en espera para poder contactar con  la universidad.

 Cabe destacar la implicación de muchos y muchas profesores y profesoras que han tenido que buscar sus propias soluciones ante la caída del Campus Virtual o en la implicación para ayudar al alumnado en prácticas. 

 El rector y su equipo nos muestran una realidad falsa, dando datos  positivos ante una situación que carece de organización y empatia para las alumnas y alumnos. 

Robaina, rector de la universidad, recalca como en el curso pasado « se dieron respuestas precisas a las necesidades de estudiantes y docentes » , volviendo a negarse a asumir la mala organización y atención ante los problemas que se ve  envuelta la comunidad universitaria de la Universidad de Las Palmas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar