fbpx

La pérdida de audición, la epidemia de la que no se habla

Auriculares, cascos, altavoces… ¿Te has cuestionado alguna vez el riesgo que corres de padecer sordera a causa de un mal y prolongado uso de estos?

La periodista Jessica Mouzo ha compartido hoy unos datos muy reveladores y preocupantes acerca de la exposición y el riesgo existente que hay de manera generalizada en torno a esta temática. Y es que, según diferentes revisiones científicas, se estima que el 24% de los/as jóvenes corren peligro de perder audición temprana debido al mal uso de dispositivos de audio, discotecas, espacios ruidosos, etc., (a pesar de que muchas tecnologías tienen incorporados avisos que nos alertan de la inadecuada exposición que tenemos a los volúmenes altos junto al porcentaje de afectación que esto tiene en nuestra salud auditiva). 

Permanecer un tiempo prolongado a un sonido que supere los 80 decibelios comienza a poner en un riesgo considerable nuestra salud auditiva tanto a corto como medio o largo plazo y los daños en el oído son irreversibles. Por ello, los expertos y expertas aconsejan y advierten de la urgencia de promover hábitos de escucha seguros.

Son necesarios también estudios que analicen las condiciones y características de las diferentes poblaciones y sus hábitos con respecto a la audición, pues estos son escasos a pesar de que se tiene constancia de cómo este suceso tiene un gran impacto negativo en la salud a niveles de llegar a incapacitar a la persona entre otras consecuencias. 

Profesionales del ámbito sanitario lamentan la burla y cómo las personas quitan importancia a los problemas auditivos. Exigen medidas de concienciación social y políticas para fomentar hábitos de escucha segura junto a cambios en el comportamiento de las personas frente a esta realidad. Hoy en día tenemos acceso a tecnologías como nuestros dispositivos móviles que nos permiten configurarlo para que nos indique si estamos haciendo un uso de riesgo del audio (y en qué porcentaje con información detallada). Sólo tenemos que tomar conciencia de esta coyuntura para generar cambios que nos permitan tener una salud auditiva estable y saludable que perdure con el tiempo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar