fbpx

La pederastia, los Legionarios de cristo y la extrema derecha

Los Legionarios de Cristo, es una congregación de sacerdotes de derecho pontificio fundada por el padre mexicano Marcial Maciel, que violó a más de 60 menores.

La congregación, tildada de elitista y sospechosa de tener inclinación por las ideas de extrema derecha, nació en 1941 en México, y cuenta hoy con 500 sacerdotes «legionarios», 2.500 seminaristas y 65.000 miembros laicos que difunden el mensaje por unos 20 países. Reconocida por el Vaticano en 1965, los Legionarios de Cristo trabajan en casi todos los dominios en los que está presente la Iglesia: educación, acción social con los desfavorecidos, misiones, familia, comunicación social y catecismo. La congregación estuvo en posiciones muy próximas al Vaticano,  gracias a la alta estima que profesaba por ella el papa Juan Pablo II. Ahora con el actual papa Francisco las cosas han cambiado. 

En España organizaciones como Hazte Oír, El Yunque  y otras similares son el referente laico de las ideas y metodologías de Los Legionarios de Cristo, de hecho han mantenidos acciones de colaboración y siempre han demostrado su cercanía ideológica y religiosa. Estas organizaciones actúan con velo de legalidad, para influir, crear opinión, inducir en las conciencias y manipular a la sociedad española. Estos colectivos de extrema derecha  busca el “reinado de Dios en la tierra” que para ellos se traduce en la  lucha contra los homosexuales, ateos, inmigrantes o judíos. Pero a pesar de esas proclamas los descubrimientos de graves violaciones homosexuales a niños por parte de sacerdotes y dirigentes de estos movimientos son silenciados y ocultados por estas organizaciones hipócritas. Todas estas organizaciones mantienen vínculos con dirigentes de Vox y algunos del PP.

El mayor depredador en la Iglesia católica y el más poderoso, Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, violó a más de 60 menores, niños y niñas, durante varias décadas. Muchos de ellos, después, se convirtieron en sacerdotes, que a su vez abusaron de otros menores. 

Así lo ha reconocido la propia Congregación, en un informe oficial, que ofrece una cifra escalofriante. Desde 1941 a la actualidad, 175 menores de edad fueron víctimas de abusos sexuales, cometidos por un total de 33 sacerdotes de la congregación. Once de ellos pasaron de ser violados por Maciel a convertirse en abusadores.

Más de dos tercios de estos abusos fueron cometidos «por Maciel, por una de sus víctimas o por una víctima de sus víctimas», lo que demuestra que la pederastia se arraigó entre los Legionarios durante generaciones.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar