fbpx

La paz no es una utopía o fantasía, debe existir. 

La tristeza del verdadero significado de la utopía de vivir en paz completa y real como forma de vida ¿Por qué no? ¿No es así como “debería” ser de manera innata?

Imagina vivir en un mundo donde no hicieran falta militares o policías porque los seres humanos saben convivir en paz y armonía respetando a cada ser que habita en el planeta… Esperemos que esto algún día no quede sólo en nuestra imaginación y que todo lo que altere el estado de paz como los conflictos existentes y las guerras se terminen. Los verdaderos héroes/heroínas son aquellas personas capaces de dialogar y resolver las problemáticas sin causar ningún tipo de daño a nadie, dando a su vez un ejemplo de por vida.

Al menos, un punto positivo en todo esto según varias fuentes, el mundo parece que va haciéndose menos violento (aunque no lo parezca). El psicólogo de Harvard Steven Pinker comenta que probablemente hoy en día estemos viviendo en la época más pacífica de la existencia de los seres humanos. Asimismo, comparte que la humanidad avanza en diferentes ámbitos y problemáticas como: la extrema pobreza, la mortalidad infantil, el analfabetismo, la desigualdad, las vacunaciones, la educación básica (incluidas las niñas) y la democracia. 

La guerra es la forma más inútil e inhumana de resolver conflictos donde pagan las consecuencias personas inocentes que no quieren intervenir en los problemas de manera violenta, o que incluso, no tienen nada que ver con lo que se pretende solventar, aunque una guerra tiene de todo menos soluciones… 

Que convivimos en un mundo donde existe mucha violencia y maldad es algo desgraciadamente obvio. Sin embargo, poco a poco hemos podido ir reduciendo las enfermedades y las hambrunas, se ha incrementado la educación y prácticamente un 80% de las guerras han sido erradicadas según comenta también Pinker. Podemos afirmar con mucha gratitud que cada vez son más las personas que viven en paz y mueren por causas naturales (parece que algo hemos logrado aprender). Ni los videojuegos, ni las películas fomentan las conductas agresivas, la raíz de todo esto siempre será la educación, la información con toma de conciencia y la mentalidad crítica. 

Algo que deberían tener en cuenta y aprender  muchas potencias mundiales a la hora de enfrentarse a los problemas es la llamada ”comunicación no violenta” creada y propuesta por el psicólogo Marshall Rosenberg. Se trata de una forma de actuar e interactuar que tiene como objetivo abordar de una manera óptima y asertiva los conflictos interpersonales. En definitiva, consiste en hacer más saludables las relaciones, teniendo como ejes la empatía y la autenticidad junto a sus cuatro componentes: Observación, sentimiento, necesidad y orden. Si aplicaramos la comunicación no violenta en nuestro día a día, probablemente nuestras intervenciones a la hora de tratar con las personas daría un giro positivo muy significativo. En este mundo se necesita mucha empatía, comunicación, escucha activa y comprensión a la hora de entender nuestras propias necesidades y las del resto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar