fbpx

La oportunidad desaprovechada por PSOE y Unidas Podemos

En las elecciones generales de abril el PSOE fue el grupo más votado (obtuvo 123 escaños), sin embargo, no tenía mayoría suficiente para gobernar en solitario. El Partido Popular había obtenido 66 escaños; Ciudadanos, 57; Unidas Podemos, 42 y Vox, 24. El resto de los grupos con representación logró de 15 a 1 escaño. La suma daba para repetir la fórmula de la moción de censura a Mariano Rajoy.

En el intento de investidura de julio el PSOE solo logró el apoyo de su grupo y del único diputado del Partido Regionalista Cántabro. PSOE y Podemos estuvieron cerca de lograr un acuerdo para un gobierno progresista pero las negociaciones terminaron fallando.

En las propuestas que uno y otro partido negociaban había un importante peso de medidas sociales y con enfoque medioambiental. Sin embargo, no consiguieron llegar a un acuerdo en la forma de gobierno en la que entrasen ambos partidos.

Mientras Partido Popular y Ciudadanos se mantuvieron en su negación a formar parte a un gobierno con Pedro Sánchez. Solo en el último momento, Ciudadanos ofreció su abstención con tres condiciones. El PSOE afirmó que ya las cumplía, pero para Albert Rivera no era suficiente. Tampoco acabaron por llegar a un encuentro suficiente y la ronda de contactos del Rey acabó sin que se nombrase ningún candidato para la investidura.

Imagen: Moncloa

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar