fbpx

La OMS y UNICEF se unen para responder a la pandemia, a través del Fondo de Respuesta Solidaria COVID19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF anunciaron ayer un acuerdo para trabajar juntos en la respuesta COVID-19, a través del histórico Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19 impulsado por la Fundación de las Naciones Unidas y Fundación Filantrópica Suiza.

El Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19 se crea para facilitar una respuesta global sin precedentes mediante el apoyo al Plan Estratégico de Preparación y Respuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Como parte del acuerdo, una parte inicial de los recursos económicos del Fondo, que actualmente asciende a más 127 millones de dólares, se destinará a UNICEF por su trabajo con niños y comunidades vulnerables en todo el mundo.

«COVID-19 es una pandemia sin precedentes que requiere una solidaridad mundial extraordinaria para responder con urgencia», dijo d Tedros Adhanom Ghebeyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud. «Me complace que UNICEF se haya unido al Fondo de Respuesta Solidaria. Con su amplia experiencia tanto en la captación de fondos como en la implementación de programas, esta alianza nos ayudará a trabajar en estrecha colaboración para salvar vidas «.

El dinero recaudado a través del fondo se utilizará, entre otros, para formar y equipar a las comunidades y los trabajadores de la salud para prevenir, detectar y tratar el COVID-19. Ayudará a los países a expandir su capacidad de atención de salud y mitigar su impacto social, especialmente en mujeres, niños y grupos sociales vulnerables. Y acelerará la investigación y el desarrollo de tratamientos y vacunas preventivas.

Como aliado clave en este esfuerzo conjunto, UNICEF liderará los esfuerzos de emergencia para garantizar que las familias y las comunidades de los países más vulnerables participen plenamente en la respuesta y tengan acceso a agua, saneamiento e higiene, así como a otras medidas de prevención y control de infecciones. UNICEF también garantizará que los niños, los cuidadores y los servicios de primera línea, como los trabajadores sociales, los maestros y los trabajadores de la salud reciban, a través de su gran alcance comunitario y programas de país, apoyo a través de una guía basada en la evidencia.

«Esta es una emergencia extraordinaria que exige una respuesta extraordinaria, y necesitamos todas las manos: individuos, corporaciones, fundaciones, gobiernos y otras organizaciones de todo el mundo», dijo la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore. “UNICEF se complace en unirse al Fondo de Respuesta Solidaria. Reforzará nuestros esfuerzos para fortalecer los sistemas de salud y saneamiento y ayudará a proteger a las familias más vulnerables de los impactos de COVID-19 en los sistemas de salud ya sobrecargados”.

Los fondos recaudados se gastarán en alineación con el plan de respuesta global y donde las necesidades sean mayores. Bajo la dirección del liderazgo de la OMS, se espera que los recursos se destinen directamente a:

  • La OMS, para su trabajo para rastrear la propagación del virus, evaluar las brechas y necesidades, equipar a los trabajadores de salud de primera línea con equipos de protección personal, garantizar que las herramientas de laboratorio y análisis estén disponibles en países de todo el mundo y mantener informadas con la última orientación técnica a las comunidades y a los que tienen que responder en la primera línea.
  • UNICEF, para garantizar que los niños y las familias de todo el mundo estén equipadas con toda la información basada en evidencia y la última orientación de la OMS, así como información local relevante para protegerse de la propagación de COVID-19; apoyar a los países vulnerables proporcionando acceso a agua, saneamiento e higiene, y medidas básicas de prevención y control de infecciones; y para proporcionar acceso a la atención a familias y niños vulnerables.
  • CEPI, la Coalición para la Innovación y Preparación para las Epidemias, un aliado  clave que lidera la financiación de la investigación y el desarrollo de nuevas vacunas para combatir el COVID-19, en estrecha colaboración con la OMS.

El Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19 se creó a solicitud de la OMS por la Fundación de las Naciones Unidas y la Fundación Filantrópica Suiza, y se lanzó hace tres semanas. Es la única forma de que las personas y organizaciones pueden contribuir directamente a los esfuerzos mundiales de la OMS para hacer frente a la pandemia. Hasta la fecha, el fondo ha recaudado o comprometido 127 millones de dólares de más de 219.000 personas de todo el mundo, además de más de 90 empresas y organizaciones mundiales.  La alianza es también una tremenda demostración de solidaridad entre las organizaciones de las Naciones Unidas para coordinar, asociarse y apoyarse mutuamente en el tratamiento del impacto inmediato y a más largo plazo de la pandemia.

«Nunca ha habido una necesidad más urgente de cooperación mundial», dijo Elizabeth Cousens, presidenta y directora ejecutiva de la Fundación de las Naciones Unidas. “La pandemia de COVID-19 nos muestra que todos podemos ayudar a detener la propagación. La increíble generosidad mostrada al Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19 de todo el mundo ayudará a la OMS, UNICEF, CEPI y sus aliados a acelerar su trabajo para salvar vidas, especialmente para apoyar a las comunidades más vulnerables y acelerar el desarrollo de una vacuna».

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar